Bloomberg

Londres atrae ahora con sus autos y yates a chinos en lugar de rusos

Desde los comerciantes minoristas suntuarios hasta los estudios jurídicos y los bancos, los londinenses compiten para aprovechar una ola de inversión y turismo chinos.
Bloomberg
10 diciembre 2014 15:52 Última actualización 11 diciembre 2014 5:0
CHINA

Los londinenses aprovechan la ola de inversión y turismo chinos,creando nuevos espacios en el mercado. (Archivo/Reuters)

En sus 87 años de historia, la concesionaria Jack Barclay Bentley en Londres ha sido anfitriona de aristócratas británicos, industriales rusos y jeques árabes. Hasta este año, nunca había llevado a cabo una celebración del Año Nuevo Chino.

En febrero, la agencia concesionaria invitó a más de 200 ciudadanos chinos ricos de áreas como finanzas y bienes raíces para un evento temático del Año del Caballo con el slogan “Tomemos las riendas para un viaje próspero”. Y, naturalmente, estaban cerca los empleados con dominio del idioma chino, dispuestos a cantar loas sobre los placeres de un auto elegido tanto por la familia real como por estrellas del rap.

“Un concesionario que es la quintaesencia de lo inglés podía intimidar mucho” a los compradores chinos, dijo Chris Harris, director de marketing en el grupo automotor de lujo HR Owen, que es propietario de Jack Barclay. “Queríamos desmitificar la experiencia”.

Desde los comerciantes minoristas suntuarios hasta los estudios jurídicos y los bancos, los londinenses compiten para aprovechar una ola de inversión y turismo chinos. 

El sector inmobiliario está viendo parte del aumento más grande, en tanto la inversión en bienes raíces china en la capital británica se triplicó desde 2012 hasta 2013 hasta unos 2 mil 800 millones de dólares, una cifra que probablemente será equivalente este año, según el agente inmobiliario Knight Frank.

YATES DE 20 MILLONES

Entre los proyectos financiados por chinos figura One Nine Elms, una torre de departamentos de 56 pisos en la orilla sur del Támesis respaldada por el desarrollador Dalian Wanda. Y Greenland Holding Group Co. con sede en Shanghái dijo este año que invertirá mil 200 millones de libras llevando a cabo el nuevo desarrollo de una cervecería en la arbolada zona del suroeste de la ciudad y construyendo una torre residencial cerca de Canary Wharf.


Los compradores chinos también están dando sus primeros pasos en la realización de acuerdos corporativos en Gran Bretaña.

En julio, la firma de inversión Hony Capital Ltd. dijo que compraría la cadena de restaurantes del Reino Unido Pizza Express por unos mil 400 millones de dólares. El verano anterior, Dalian Wanda acordó pagar 451 millones por Sunseeker International Ltd., un fabricante londinense de yates que se venden por 20 millones de dólares.

Esta presencia creciente se debe en parte a la diversificación de la economía china, dijo Nicola Mayo, socio en el estudio jurídico Linklaters que acababa de regresar a Londres después de cuatro años en Shanghái. “El mundo industrial chino está volcándose estratégicamente a sectores que van más allá de los recursos naturales”.

Algunas empresas utilizan los acuerdos británicos para fortalecer su posición a nivel interno. La firma de inversión Sanpower Group tomó este año el control de House of Fraser en una transacción que valorizó la tienda de departamentos de Oxford Street en 450 millones de libras.

Todas las notas BLOOMBERG
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados
En esta ciudad, usan orina de vaca como pesticida
Esto es lo que hace que funcione o no la inmigración en EU