Bloomberg

Llega el Niño y agricultores salen a cazar ratas

El gobierno en Filipinas intercambia arroz por colas de ratas, como parte de un programa para reducir los parásitos que dañan los cultivos.
Bloomberg
15 mayo 2015 16:53 Última actualización 16 mayo 2015 5:0
arroz campo rice China (Bloomberg)

arroz campo rice China (Bloomberg)

El agricultor Juanito Masangkay se dirige a los campos por la noche con una linterna y un arco y flecha para conseguir comida para su esposa y sus siete hijos. Cazando ratas.

Masangkay y otros agricultores filipinos son algunos de los primeros en sufrir los efectos de El Niño de este año, un fenómeno meteorológico que altera los patrones climáticos en todo el mundo. Una sequía desde febrero lo ha obligado a buscar fuentes alternativas de alimentos. El gobierno le da arroz por las colas, como parte de un programa para reducir los parásitos que dañan los cultivos; las ratas que él come.

"A veces las asamos, a veces las cocinamos como adobo", un guiso a fuego lento popular, dijo Masangkay mientras espera en fila para recibir 30 kilos (66 libras) de arroz por parte del gobierno en la ciudad de T'boli en la provincia de Cotabato del Sur. "Cortamos las colas, las secamos y las cambiamos por arroz".

Los climatólogos han estado prediciendo el retorno de El Niño durante años y finalmente coincidieron este mes que está de vuelta. No ha habido un fenómeno grave de El Niño desde el evento de 1997-98, que mató a 24 mil personas y causó pérdidas económicas de 34 mil millones de dólares, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

PERIODO DE SEQUÍA


Australia se unió a los EU y a Japón esta semana al declarar el inicio de un fenómeno de El Niño. Las sequías en Australia y el sudeste asiático pueden proporcionar los primeros indicios de su intensidad.

"Todavía hay incertidumbre sobre qué tan fuerte se volverá El Niño", dijo David Dawe, economista sénior con sede en Bangkok en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en un correo electrónico. "Si El Niño agrava las condiciones de sequía, es más probable que se vean afectados los cultivos de arroz en Indonesia, Filipinas y la India, con Bangladesh posiblemente siendo afectada también".

Más de la mitad de las provincias en las Filipinas ya están sufriendo un período de sequía. Eso podría socavar los esfuerzos del gobierno de Filipinas para reducir la inflación, dijo este mes Nomura Holdings Inc. El banco central elevó el jueves sus previsiones de precios al consumidor para este año y el próximo, citando a El Niño y un peso más débil.

Tres de cada 10 trabajadores filipinos dependen de la agricultura para su sustento, y el gobierno está tratando de minimizar el impacto de El Niño. Se trata de proyectos de riego de rápido seguimiento, la construcción de sistemas para recoger agua de lluvia y siembra de nubes.

Los programas como la recompensa por las colas de ratas ayudan a reducir la pérdida de cultivos y dar apoyo directo a las familias. Con la sequía de este año, los agricultores han aceptado la oferta en cifras récord.

"Es muy ingenioso: tienen un poco de carne, también obtienen arroz", dijo Justina Navarrete, agricultora de la provincia de Cotabato del Sur, en una entrevista. El gobierno local ofrece un kilo de arroz por cada 10 colas, y ha intercambiado unas 37 mil colas hasta el momento, dijo.

Más vendrán cuando El Niño se consolide. Por cerca de seis horas cada noche, Masangkay se une a otros agricultores para explorar el pueblo para cazar los bichos, que pesan tanto como un kilo cada uno.

"Ellas saben a pollo", dijo.

Todas las notas BLOOMBERG
A Honda podría irle mejor sobre dos ruedas que sobre cuatro
Cómo cambió la imagen del tequila a lo largo del tiempo
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados