Bloomberg

¿Te harías una prueba para saber si padecerás Alzheimer?

Diversas pruebas para detectar el Alzheimer están en fase de desarrollo, pero se prevé que generen dilemas éticos. Una proteína clave en la enfermedad sería el beta amiloide, y las farmacéuticas apuntan a ésta, pero los ensayos clínicos en quienes ya han desarrollado síntomas han fallado.
Bloomberg
14 diciembre 2014 19:58 Última actualización 15 diciembre 2014 5:0
Un test predictivo ayudaría en los preparativos de los pacientes. (Bloomberg)

Un test predictivo ayudaría en los preparativos de los pacientes. (Bloomberg)

Antes de que el Alzheimer empieza a robar la mente, sus indicios circulan por la sangre, lo que podría revelar quiénes serán víctimas en un futuro. La pregunta es: ¿Le gustaría saber?

Este año, equipos de investigación anunciaron análisis de sangre en fase de desarrollo para diagnosticar la enfermedad antes de que surjan los síntomas, incluyendo uno con 100 por ciento de exactitud y una década de anticipación.

Aunque las pruebas probablemente ayudarán a las farmacéuticas a evaluar medicamentos, también crearán dilemas personales y éticos para los pacientes, quienes vivirían con el conocimiento de que están destinados a desarrollar el mal, la sexta causa de muerte en Estados Unidos, según la Asociación de Alzheimer.

Para pacientes como la madre de Pamela Freeman, saber que el Alzheimer venía habría sido una gran ayuda para su familia. Alrededor de los 75 años, la mujer comenzó a hacer compras sin sentido, sin explicación, y después escondía las cajas por toda la casa.

Luego, un pariente la llevó a hacer una mala inversión. “Ella nunca habría hecho esto cuando estaba en su sano juicio”, consideró Freeman. En ese momento la familia se dio cuenta de que tenía Alzheimer y que necesitaba ayuda, luego de tres años y tras perder 10 mil dólares.

“Si hubiéramos sabido que iba a venir, el resultado habría sido mucho mejor”, dijo Freeman. Antes de morir a los 87 años, la mujer se quedó sin dinero y Freeman y sus hermanos tuvieron que ayudar a cubrir los gastos.

¿ES LA IGNORANCIA UNA BENDICIÓN?

Un test podría ayudar a familias como los Freeman a prepararse y también abre nuevas áreas de tratamiento para las farmacéuticas, pero hay consecuencias.

Saber que la mente decaerá en la pérdida de memoria y demencia puede poner a algunos pacientes en mayor riesgo de suicidio o hacer que caigan en medidas desesperadas como recurrir a curanderos, dijo Craig Klugman, bioético y presidente del Departamento de Ciencias de la Salud en Universidad DePaul en Chicago.

“Vivir con miedo va a cambiar la forma en que una persona realiza su vida”, dijo Klugman. “Personalmente, me gustaría instar a la gente a que no lo averigüen”.

Hasta el momento, se trata de una cuestión que sólo existe en teoría. Los investigadores que desarrollan las pruebas han utilizado muestras de sangre tomadas hace un año o una década, analizando sus señales moleculares para identificar qué pacientes desarrollaron Alzheimer.
Todavía no se han utilizado las pruebas para hacer un diagnóstico a futuro.

Alireza Atri, neurólogo en la unidad de trastornos de la memoria en el Hospital General de Massachusetts, se especializa en la aparición temprana de la enfermedad. Una prueba predictiva podría ayudar a las personas en riesgo, dijo.

“Nadie quiere tener el diagnóstico, pero si recibe asesoría y apoyo adecuados, puede ser un alivio. Por lo general hay algo que pueden hacer al respecto; pueden tomar la situación en sus manos, priorizar y hacer preparativos y cambios en el estilo de vida cuando son más efectivos en producir un beneficio”.

Estos cambios incluyen ejercitarse regularmente tanto física como mentalmente, comer una dieta balanceada, dormir bien y disminuir el nivel de estrés para retrasar el inicio o la gravedad de los síntomas o para disminuir las posibilidades de desarrollarlos. Incluso sin una cura, los pacientes y las familias suelen sentir un alivio al saber lo que está pasando, dijo Atri.

“Muchas veces recibo grandes abrazos después de diagnosticar a alguien”, dijo. Si hubiera una prueba predictiva, “me la haría a mí mismo”.

Freeman y otros como ella dicen que pueden manejar el conocimiento. “Si tengo Alzheimer, lo aceptaré. Es la suerte que me tocó en la vida”, dijo.

Si Freeman tiene un diagnóstico positivo, señala que podría planear su propio cuidado o participar en un ensayo clínico para ayudar a encontrar una cura. “Yo probablemente no veré una cura en mi vida, pero, tal vez, mi hermano menor, que tiene sólo 50, sí. Voy a hacer lo que sea necesario para evitar que él pase por eso”.

UN TREN ACELERANDO

Las pruebas de predicción podrían identificar a pacientes para invitarlos a formar parte de los ensayos clínicos antes de que tengan síntomas. La hipótesis principal actualmente entre las farmacéuticas es que el beta amiloide es un componente clave del Alzheimer.

Medicamentos experimentales de Eli Lilly, Pfizer, Johnson & Johnson y Elan están dirigidos a esta proteína, pero no han sido eficaces en ensayos con pacientes que ya muestran síntomas.

Esas drogas pudieron haber fracasado porque se pusieron a prueba en personas cuyos cerebros ya estaban dañados. Podría ser el caso que casi cualquier droga, sin importar lo poderosa que sea, tiene pocas posibilidades de detener el avance de la enfermedad una vez que ésta ha progresado lo suficiente para mostrar los síntomas, es como tratar de detener un tren a toda velocidad que baja por una montaña. Una prueba predictiva podría resolver ese problema.

Aunque ya se han identificado algunos biomarcadores que puede detectar el Alzheimer, se requieren pruebas invasivas y costosas que necesitan fluidos cerebrales o exploraciones espinales.

Un análisis de sangre sería “verdaderamente útil” para el desarrollo de fármacos, dijo Sarah DeRossett, una directora médica de alto nivel en neurociencias en GlaxoSmithKline y quien ha realizado numerosos ensayos clínicos para la farmacéutica.

Sin embargo, hasta que no exista una cura, el bioético Klugman señala que las pruebas no deben ser parte de la detección sistemática para el público. Tienen que ser fuertemente reguladas, y sólo deberían ser ofrecidas a quienes están en riesgo por antecedentes familiares o quienes ya están mostrando síntomas y buscan un diagnóstico definitivo, consideró.

Después de que la Escuela de Medicina de la Universidad de Georgetown publicó detalles de su prueba, que puede predecir con un 90 por ciento de exactitud si una persona va a desarrollar un deterioro cognitivo leve o la enfermedad de Alzheimer dentro de tres años, el rector Howard Federoff dijo que recibió miles de mensajes de correo electrónico al respecto. “Cuando hablo de ello en público, muchas personas quieren hacerse la prueba”, dijo Federoff.

Todas las notas BLOOMBERG
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados
En esta ciudad, usan orina de vaca como pesticida
Esto es lo que hace que funcione o no la inmigración en EU
‘Impuesto de ajuste en frontera’ solo trae nuevos vacíos: experto
ICA busca negociar su plan con acreedores
Esta es la razón por la que Trump acusó a Obama de espionaje
Las personas más ricas del mundo tienen más de 80 años
El cine se vuelve motor de una industria que vale 20 mil mdd
Así es como NY albergará 2.5 mmdd en arte
Trump, más influenciado por Fox, y Fox crece en rating por Trump
Esto es lo que pasa cuando EU y México se pelean por comercio
McDonald's es inteligente en copiar el modelo de Starbucks y Domino's
¿Qué hay de malo en la idea del impuesto a los robots de Bill Gates?
Axtel quiere cruzar la frontera y expandirse en Estados Unidos
Unilever tiene un respiro, pero está en la mira del 'tiburón'
Diésel costará miles de millones de dólares a la industria automotriz
Apple contrata a jefe de Fire TV de Amazon para su negocio de TV
Guerra tonta e inútil de Trump vs. TLCAN acabará mal