Bloomberg

El siguiente paso de Obama… ¿Silicon Valley?

En entrevista con Bloomberg, Barack Obama comparte si alguna vez se ve a sí mismo al frente de una empresa y qué opina sobre los dichos de Donald Trump, quien se autonombra el empresario más exitoso de EU. (Tercera de tres entregas)
Bloomberg
05 julio 2016 22:16 Última actualización 05 julio 2016 22:34
Barack Obama en la Oficina Ova. (Bloomberg)

Barack Obama en la Oficina Oval. (Bloomberg)

En entrevista en la Oficina Oval con John Micklethwait, editor en jefe de Bloomberg ; Megan Murphy, jefa de la oficina de Bloomberg News de Washington; y Ellen Pollock editor en jefe de Bloomberg Businessweek, Barack Obama compartió su puntos de vista sobre los avances de su administración en materia económica, Silicon Valley y El virtual candidato presidencial republicano.

Primera entrega:
Obama: el presidente ‘antinegocios’ que ha sido bueno para los negocios

Segunda entrega:
CEOs y accionistas deben compartir ‘los huevos de oro’

¿Desea dirigir una empresa?

Bueno, esto lo he dicho antes y, creo que sorprendió a mucha gente, pero si me hubiera enfocado en lo que me genera más mis pasiones no habrían entrado en la política, probablemente habría lanzado algún negocio. El conjunto de habilidades necesarias en mis campañas presidenciales y en formar los equipos que armamos y las ideas de marketing, creo que son el mismo tipo de habilidades que habría disfrutado en el sector privado.

Ahora, siempre tengo mucho cuidado de no emplear demasiados paralelismos fáciles allí, porque a veces hay CEOs que entran y empiezan a explicarme cómo debería ejercer la presidencia. Y a veces tengo que pararlos y decir: "Está bien. Uno, agradezco su consejo. Pero imagine una situación en la que la mitad de su consejo de administración está tratando activamente de deshacerse de usted e impedir que logre algo. Y que tuviera dos millones de empleados, de los cuales no pudiera despedir a una gran porción de ellos. Y que sus competidores no están simplemente promocionando sus propios productos, pero continuamente señalando que los míos son los peores inventados jamás y que provocarán una crisis en la civilización. Si tiene todo eso junto, entonces tendría la mitad de lo que yo lidio de forma diaria”.

¿En qué industrias valoraría entrar?

Bueno, sabes, es difícil de decir. Pero las conversaciones que he tenido en Silicon Valley y con el sector de capital de riesgo reúnen mis intereses en la ciencia y la organización de una manera que me parece realmente satisfactoria. Ya sabes, uno piensa en algo como la medicina de precisión: los avances que hemos logrado en el genoma humano; el hecho de que ahora puedes tener tu genoma personal mapeado por mil dólares en lugar de 100 mil dólares; y la posibilidad de identificar cuáles son tus tendencias y tener medicamentos que son exclusivamente eficaces para ti. Eso es sólo un ejemplo de algo de lo que puedo sentarme y escuchar y hablar con la gente durante horas.

Vamos a tener una cumbre global de emprendedurismo, la última de una serie que comenzamos cuando llegué por primera vez a la oficina. Y el entusiasmo de todo el mundo acerca de estas cumbres revela la ventaja que seguimos teniendo aquí en Estados Unidos. Es esta noción de que si tienes una buena idea y organizas a algunas personas que te apoyen y aprendes de tus errores, puedes crear algo totalmente nuevo.

Uno puede convertirse en Bill Gates.

Puedes convertirte en Bill Gates. O, en algunos casos, puedes electrificar un pueblo, puedes ahorrar agua en un desierto. Eso es lo que pasa con la economía de Estados Unidos que sigue siendo tan único, y está ligada al capitalismo y a los mercados, pero también está ligada a una fe en la ciencia y la razón y una mentalidad que dice que siempre hay algo nuevo por descubrir y no lo sabemos todo y vamos a probar cosas nuevas y somos pragmáticos. Y si alguna vez perdemos eso, entonces habremos perdido lo que nos ha convertido en una increíble fuerza para el bien en el mundo. Si lo sostenemos, entonces podemos mantener el tipo de progreso que se ha logrado. Siempre les digo a los pasantes y a los jóvenes que aunque las cosas parecen duras ahora, no le creo a quienes dicen que les gustaría volver a los viejos tiempos. Porque los buenos viejos tiempos no lo fueron, y ya soy lo bastante viejo para recordar esos buenos viejos tiempos.

¿Le molesta, entonces, que el tipo que quiere volver atrás es el autonombrado empresario más exitoso de Estados Unidos, Donald Trump?

Bueno, yo, (ni) ningún empresario exitoso en Estados Unidos en realidad piensa que el hombre de negocios más éxito en el país es Donald Trump. Yo conozco a esos chicos, y ustedes también, y les garantizo que no comparten ese punto de vista.

Todas las notas BLOOMBERG
Cuatro razones por las que Yellen debería quedarse en la Fed
¿Por qué la palabra 'oferta' es mal vista en el mundo económico?
Bezos vendió 1.1 mmdd en acciones de Amazon
Las 'derrotas' de México si se termina el TLCAN
Reapertura de Salina Cruz da un 'respiro' a refinerías de la costa oeste de EU
Muere a los 94 años la mujer más rica del mundo
Corea del Norte compara amenazas de Trump con “ladridos de perro”
¿La próxima gran crisis saldrá de Silicon Valley?
Los perros militares son un arma cada vez más valiosa
El mercado accionario mexicano 'florece' de la mano de las Fibras
China y su 'revolución robótica' que podría afectar a todo el mundo
Por esta razón, China ganaría en la carrera de la inteligencia artificial
Slim vende 10 mdd en acciones de The New York Times
Izquierda de América Latina aplaude los "caprichos" de Maduro
Esta empresa tiene la fórmula para 'ganarle' a Uber
Maduro aguarda respuesta de EU luego de una votación violenta
Los flamingos han vuelto a las pasarelas...
Reino Unido prohibirá vehículos diésel y de gasolina para 2040
Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis
Musk presume que construirá el túnel más largo del mundo… ¿será?
Zona radioactiva de Chernobyl podría albergar gran parque solar
Deja un momento tu iPhone y... ¡aprecia su genialidad!
Drones letales y viajes supersónicos ‘toman’ París
Soy Mohammed bin Salman, heredé un reino ¿Y ahora?
En realidad, Travis Kalanick deja un lugar difícil de llenar