El rumbo del Osa Goliath
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El rumbo del Osa Goliath

COMPARTIR

···
Bloomberg

El rumbo del Osa Goliath

El barco, que era propiedad de Oceanografía, se encuentra bajo el control del depositario de bonos desde que se lo confiscó hace cuatro meses y los bonos garantizados por éste han subido 35 por ciento, a 115 centavos por dólar.

Bloomberg
05/07/2014
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El barco OSA Goliath de servicios petroleros de 180 metros de largo se encuentra a 8 kilómetros de la costa de Aruba y no tiene proyectos en los que trabajar ni contratos que cumplir. En su situación ociosa, sin embargo, el barco genera una gran bonanza a los tenedores de un bono empresarial mexicano frustrado.

El Goliath, que era propiedad de Oceanografía, se encuentra bajo el control del depositario de bonos desde que se lo confiscó hace cuatro meses, luego de un impago acompañado por la revelación del fraude por 400 millones de dólares.

Desde la absorción, los bonos garantizados por el barco han subido 35 por ciento, a 115 centavos por dólar, casi siete veces el promedio del aumento de la deuda empresarial mexicana.

,,

El depositario avanza ahora hacia la liquidación del barco para compensar a los tenedores de bonos, para lo cual suma multas y pagos de intereses incumplidos al monto a devolver.

El barco, que tenía un valor estimado de 245 millones de dólares el año pasado, podría obtener un precio que sería más que suficiente para cubrir los 160 millones de dólares de bonos impagos. Si bien aún México todavía pueda tratar de reclamar el barco como activo de Oceanografía en el marco de investigaciones penales, los inversores apuestan a que la venta se concretará.

“El mercado apuesta a que no va ser muy problemático (vender el barco)”, dijo por teléfono Jim Harper, jefe de análisis de BCP Securities LLC. “Tal como está estructurado todo, el depositario es quien toma las decisiones”.

INTERESES Y MULTAS

Según Nordic Trustee ASA, que tiene sede en Oslo, a fines de febrero se debía a los tenedores de bonos 215.4 millones de dólares, incluidos intereses sumados y multas. Dado que los intereses se siguen acumulando a un ritmo anual de 17 por ciento, los bonos, que vencían en 2018, podrían valer por lo menos 142 centavos por dólar si se paga el monto completo, estimó Harper.

Los bonos de 12 por ciento se desplomaron a un bajo nivel récord de 83 centavos por dólar el 19 de febrero, un mes después de negociarse a 106.5 centavos, dado que México dispuso que Oceanografía no podía presentar ofertas por contratos gubernamentales y la compañía incumplió un pago de intereses en su otra deuda en dólares con vencimiento en 2015.

Los 335 millones de dólares de bonos de la compañía con vencimiento en 2015, que tienen como garantía barcos de menor valor, entre ellos un par de remolcadores de casi 30 años, se han derrumbado a apenas 13.19 centavos por dólar. Luego de negociarse a 95 centavos por dólar el 16 de enero, los bonos han perdido el 86 por ciento de su valor, según datos que recopiló Bloomberg.