Bloomberg

El rescate de Abengoa, un tabú para Rajoy 

Los rescates financieros que pidió la empresa Abengoa, la cual solicitó protección para sus acreedores antes de que inicie la elección española, ponen en aprietos a Rajoy ya que quiere evitar entregar el dinero a la compañía, además de que su estrategia eleccionaria evita hablar de los rescates.
Bloomberg 
04 diciembre 2015 13:51 Última actualización 05 diciembre 2015 5:0
Mariano Rajoy

(Reuters)

Hay un tema que por sobre todo el primer ministro Mariano Rajoy trata de evitar en vísperas de las elecciones generales españolas de este mes y que Abengoa SA acaba de volver a poner en las portadas de los diarios: los rescates financieros.

Como la empresa de energías renovables con sede en Sevilla pidió protección de sus acreedores antes de que se inicie la elección, los sindicatos y el líder de su región de origen solicitan un rescate del gobierno para proteger a unos 7 mil trabajadores españoles.

Eso pone a Rajoy en aprietos.

Ocurre que el funcionario no sólo quiere evitar entregar dinero de los votantes a una compañía privada justo antes de pedirles que lo vuelvan a elegir sino también que todo su mandato giró en torno a rescates de un modo u otro. Y su estrategia eleccionaria es evitar hablar de ellos.

“Si bien un titular sobre pérdida de puestos de trabajo es lo último que el PP quiere ver, un titular que diga que se usa dinero de los contribuyentes para ayudar a una compañía privada es munición para la oposición”, declaró Antonio Barroso, analista político de Teneo Intelligence en Londres, en una entrevista telefónica. “Si se debe ayudar a Abengoa o no es una decisión difícil”.

CUATRO AÑOS DE RESCATES 

Desde que asumió su cargo en 2011, Rajoy rescató a las regiones, la industria de la banca y extendió los programas de asistencia a la industria energética, cargándoles obligaciones a los contribuyentes. En junio de 2012, cuando los inversores amenazaban con dejar al soberano español fuera del mercado, el primer ministro se vio obligado a pedir un rescate a la Unión Europa.

España pidió prestados 41 mil millones de euros (45 mil millones de dólares) para sanear su sistema financiero y, a cambio, debió permitir que los inspectores de la UE revisaran sus cuentas e impusieran una serie de reformas financieras. Después resistió las presiones para que pidiera un rescate soberano con todas las letras en el otoño de 2012, con la ayuda de la promesa del Banco Central Europeo de mantener unida la zona euro.

Ese es el episodio en que ha centrado su atención desde entonces.

“La gran medida de política social de este mandato es evitar el rescate”, declaró Rajoy ante los legisladores durante el debate de febrero sobre el Estado de la Nación en el parlamento. “Fue la mejor”.

Sus ministros han dado señales variadas sobre si Abengoa debe recibir ayuda.

“Aquí nadie piensa que el gobierno vaya a inyectar más liquidez en Abengoa”, dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria, en la entrevista radial que dio el viernes. “No estamos en un momento en que el gobierno intervendría si una empresa se viera en apuros”.

Cuando la compañía pidió protección de los acreedores el 25 de noviembre, la ministra de Trabajo Fátima Báñez pidió que “todos juntos” encontraran la manera de salvar los empleos de Abengoa.

“Dada la magnitud de la plantilla, la quiebra de Abengoa podría tener un impacto muy importante”, opinó José Manuel González Limón, profesor de economía de la Universidad de Sevilla. “Pero si los gobiernos central o regional decidieran ayudar con subsidios, convertirían una pérdida privada en una carga social, perjudicando a todo el país”.

Todas las notas BLOOMBERG
A Honda podría irle mejor sobre dos ruedas que sobre cuatro
Cómo cambió la imagen del tequila a lo largo del tiempo
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados