Bloomberg

El parto, el día más peligroso para 1 millón de recién nacidos en África

El parto sigue siendo un asunto obstinadamente mortal en la ex colonia portuguesa y otros 74 países en desarrollo, lo cual erosiona su capital humano y mantiene a miles de millones de personas atrapadas en un ciclo de pobreza.
Bloomberg
23 agosto 2014 17:47 Última actualización 24 agosto 2014 5:0
Etiquetas
En una semana, por cada 1.000 bebés nacidos vivos en Mozambique, 21 mueren, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet en mayo. (Bloomberg)

En una semana, por cada mil bebés nacidos vivos en Mozambique, 21 mueren, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet en mayo. (Bloomberg)

La mujer terminó de hablar por teléfono y dio a luz al bebé en su falda color amarillo y naranja tan silenciosamente que las enfermeras casi no se dieron cuenta.

Un graznido sofocado debajo de su capulana, un trozo de paño tradicionalmente usado a la manera de un sarong, indicó la llegada de un varón de 2.27 kilos el mes pasado en un hospital arruinado por la inundación en una zona rural de Mozambique. Las enfermeras colocaban despreocupadamente bolas de lana de algodón en un plato de acero y preparaban una inyección de la hormona oxitocinapara para la madre cuando observaron que el recién nacido no respiraba.

Necesitó 10 nerviosos minutos de reanimación para sobrevivir. En la cama de al lado una mujer sufría una hemorragia después de dar a luz a un mortinato. Ese mismo día ya había muerto un bebé en la guardia de maternidad de Chokwe, en el sur de Mozambique.

El parto sigue siendo un asunto obstinadamente mortal en la ex colonia portuguesa y otros 74 países en desarrollo, lo cual erosiona su capital humano y mantiene a miles de millones de personas atrapadas en un ciclo de pobreza que, según un nuevo proyecto financiado por Naciones Unidas, puede revertirse con un gasto de apenas 1 dólar diario por persona más en salud.

“Deberíamos juzgar el avance de la humanidad y el avance en cualquier sociedad o país por la formaen que tratan a sus mujeres y niños”, dijo en una entrevista Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud. “Han quedado rezagados en los últimos 20 a 30 años de desarrollo. Deberíamos prestarles una atención especial”.

Las niñas y las mujeres son un pilar de la salud de la población, según la OMS con sede en Ginebra. Las mujeres desnutridas durante la infancia, adolescencia y sobre todo el embarazo tienen más probabilidades de dar a luz hijos prematuros o pequeños al nacer. Los bebés con bajo peso al nacer, a su vez, corren más adelante en la vida un mayor riesgo de diabetes de tipo 2, infarto y otras enfermedades crónicas que matan a los sostenes de familias y resultan costosas de tratar.

LEGADO PERSISTENTE

“Si no nos ocupamos de todos estos problemas, volverán a acosarnos”, dijo Chan. “El sistema de salud en muchos países se volverá insolvente”.

El año pasado, 289 mil mujeres murieron en el parto y aproximadamente 1 millón de recién nacidos no sobrevivieron al primer día debido a la falta de atención calificada y de buena calidad en el área de maternidad. Su difícil situación está atrayendo la atención en tanto faltan apenas 500 díaspara que el mundo cumpla con los Objetivos de Desarrollo del Milenio previstos para mejorar la salud y el bienestar de los habitantes más vulnerables del mundo. Los objetivos con menos probabilidadesde cumplirse son una reducción de dos tercios en la mortalidad infantil desde los niveles de 1990 y una disminución de 75 por ciento en la tasa de mujeres que mueren en el parto.

MUERTES EVITABLES

“El día del parto es el día más peligroso de la vida”, dijo Joy Lawn, directora del Centro de Salud Materna, Adolescente, Reproductiva e Infantil en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical en Londres. “La mayoría de estas muertes pueden evitarse con abordajes simples, pero es fundamental la idea de urgencia”.

El parto en el hospital de Chokwe el mes pasado tomó por sorpresa a las dos enfermeras que estaban ocupadas explicando su internación a la paciente con hemorragia. Esa mujer había estado a punto de morir desangrada después de dar a luz a su varón de 3.360 kilos, nacido muerto en una clínica de una aldea a unos 50 kilómetros de distancia.

Apenas unos minutos antes, la mujer en la cama de al lado junto a la ventana acababa de terminar una llamada por su teléfono móvil. El cuello del útero, que habían revisado menos de 20 minutos antes, presentaba una dilatación de apenas 2 pulgadas, dijo posteriormente una enfermera.

“¡Parto!” gritó una de las enfermeras en portugués cuando un ruido de derrame y un leve gemido señalaron el nacimiento. La madre había dejado caer sus rodillas flexionadas y permanecía recostada inmóvil. Cuando las enfermeras extrajeron al bebé de la capulana de la madre después de haber pasado minutos cruciales preparando una batea con algodón y una inyección de oxitocina, era evidente que no respiraba.

A PUNTO DE MORIR

Lo llevaron a la sala de partos y lo acostaron boca arriba sobre una mesa envuelta en una sábana quirúrgica verde. Una enfermera lo ventilaba con un frasco flexible sujeto a una máscara facial que le cubría la nariz y la boca, en tanto otra conectaba un delgado tubo nasal a una máquina succionadorapara extraer el líquido de sus vías respiratorias. Finalmente, 15 minutos después de nacer, el bebé comenzó a respirar.

Ese día se registraron dos muertes de bebés, incluida la del mortinato. La otra se produjo en elhospital por causa de hipertensión de la madre inducida por el embarazo.

En una semana, por cada mil bebés nacidos vivos en Mozambique, 21 mueren, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet en mayo. Esto representa 50 por ciento más que el ratio de mortalidad neonatal global de 14 muertes cada mil nacimientos vivos.

Invertir otro dolar con 15 centavos por persona en los países con una alta carga de morbilidad como éste sobre el borde oriental del sur de África salvaría a 3 millones de mujeres, mortinatos y recién nacidos en 2025, según el Plan de Acción para Todos los Recién Nacidos, una hoja de ruta para un mayor avance en la salud materna e infantil.

TRIPLE RETORNO

“La atención en el parto es una de las cosas más valiosas en la salud global, con un triple retorno sobre la inversión: salvar mujeres, mortinatos y recién nacidos”, dijo Lawn, coautora del documento de 58 páginas.

Lawn tiene una relación personal con las tragedias en los partos. Su madre tuvo un trabajo de partoobstruido cuando vivía en una zona rural de Uganda y fue llevaba a un lejano hospital en el monte donde le practicó una cesárea un facultativo que nunca había realizado esa cirugía. La madre de Lawn desarrolló luego una sepsis debido a la cirugía, pero vivió.

Lawn, que actualmente es pediatra y epidemióloga perinatal, trabaja con gobiernos y socios paraintegrar, intensificar y evaluar la atención de los recién nacidos, particularmente en África.

Impulsa medidas de bajo costo como el secado y la estimulación inmediata del bebé al nacer, la lactancia inmediata y exclusiva, el cuidado del cordón umbilical con clorhexidina para evitar infecciones, y el contacto directo entre la madre y el bebé para facilitar la lactancia y regular la temperatura, la frecuencia cardíaca y la respiración del bebé.

Las mujeres en Mozambique tienen un promedio de 5.3 bebés y una probabilidad de 1 en 41 de morir en el parto. Esto se compara con un riesgo de 1 en 180 a nivel global y una probabilidad de 1 en2.400 en los Estados Unidos.

RECURSOS ESCASOS

Entre las 19:00 y las 07:00, el hospital de Chokwe tiene sólo un médico para emergencias y una persona que se ocupa del banco de sangre. No hay obstetra. El centro tiene un quirófano enfuncionamiento después de que las inundaciones causadas por el vecino Río Limpopo en enero de2013 dañaran los equipos de otra sala. El único ecógrafo lleva dos meses averiado y no hay incubadora, apenas una cuna, dijo la enfermera Ancha Ernesto Acuácua.

La mayoría de las mujeres da a luz en guardias como esta sala despojada con seis camas, donde cortinas plásticas de ducha están sujetas a palos sobre cada cama para usar en caso de que alguien insista en mantener su privacidad.

“A algunas mujeres la cama obstétrica y todos los equipos les daban miedo”, dijo Inacio Chichango Jr.,el médico a cargo del hospital. “La idea es que se parezca todo lo posible a cómo darían a luz en su casa”.

La madre que acababa de dar a luz no quería más hijos, dijo. Atribuyó su embarazo al hecho deolvidarse de tomar su píldora anticonceptiva. En todo Mozambique, sólo 29 por ciento de las mujeres dicen que tienen satisfecha su demanda de planificación familiar.

CONTROL DE NATALIDAD

Satisfacer esa necesidad en el mundo entero podría evitar 104 mil muertes maternas al año, demostró un estudio de 2012 financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates. También podría llevar a una reducción de 47 por ciento en las muertes infantiles, según una investigación publicada en The Lanceten mayo.

“La intervención más rentable y de alto impacto para reducir las muertes de recién nacidos es enrealidad la planificación familiar”, dijo Mariam Claeseon, directora de salud materna, de recién nacidos y niños en la Fundación Gates de Seattle.

Mozambique tiene 3 médicos cada 100 mil habitantes, aproximadamente un octavo de la media africana de 25 por 100 mil. Tiene 34 enfermeros y parteras en comparación con una media regional de 91. Se necesitan como mínimo 230 médicos, parteras y enfermeros cada 100 mil personas para la atención básica, según el Plan de Acción para todos los Recién Nacidos.

Los enfermeros, que ganan normalmente entre 5 mil y 7 mil meticais (entre 160 y 228 dólares) llegan a atender a 50 pacientes en la temporada pico de partos, dijo Acuácua.

En Gaza, proveedor clave de mano de obra para las minas de Sudáfrica, el número de partos tiende a aumentar en septiembre y octubre, nueve meses después de que los mineros migratorios retornan a su casa para su receso anual en enero. Los nacimientos en el hospital de Chokwe alcanzan su pico máximo de unos 290 mensuales, en comparación con 240 el resto del año, según Acuácua. “Muchas veces tenemos que poner colchones en el piso para las mujeres y los bebés, o comparten las camas”, dijo. “Las camas nunca alcanzan”.

Todas las notas BLOOMBERG
Muere a los 94 años la mujer más rica del mundo
Corea del Norte compara amenazas de Trump con “ladridos de perro”
¿La próxima gran crisis saldrá de Silicon Valley?
Los perros militares son un arma cada vez más valiosa
El mercado accionario mexicano 'florece' de la mano de las Fibras
China y su 'revolución robótica' que podría afectar a todo el mundo
Por esta razón, China ganaría en la carrera de la inteligencia artificial
Slim vende 10 mdd en acciones de The New York Times
Izquierda de América Latina aplaude los "caprichos" de Maduro
Esta empresa tiene la fórmula para 'ganarle' a Uber
Maduro aguarda respuesta de EU luego de una votación violenta
Los flamingos han vuelto a las pasarelas...
Reino Unido prohibirá vehículos diésel y de gasolina para 2040
Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis
Musk presume que construirá el túnel más largo del mundo… ¿será?
Zona radioactiva de Chernobyl podría albergar gran parque solar
Deja un momento tu iPhone y... ¡aprecia su genialidad!
Drones letales y viajes supersónicos ‘toman’ París
Soy Mohammed bin Salman, heredé un reino ¿Y ahora?
En realidad, Travis Kalanick deja un lugar difícil de llenar
Janet Yellen es la mejor sucesora de sí misma en la Fed
El clima está demasiado caliente para que algunos aviones vuelen
Ya es hora de que el bitcoin se consolide
En Hong Kong sale más barato vivir en un coche que en un 'depa'
¿Buscas culpar a alguien por el escándalo de Uber? Mírate en el espejo