Canahua, superalimento andino que desaparece por falta de 'marketing'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Canahua, superalimento andino que desaparece por falta de 'marketing'

COMPARTIR

···
Bloomberg

Canahua, superalimento andino que desaparece por falta de 'marketing'

La canahua es un “cultivo huérfano”, que tiene escasa investigación y poca atención por parte del mercado; los campesino que lo cultivan envejecen y se prevé que se peirdan los conocimientos sobre este superalimento.

Bloomberg
01/06/2014

Bajo el sol del altiplano de Bolivia, Justo Herrera, quien tiene 72 años, saca de la tierra un tallo de canahua que le llega a la rodilla y se apresura a completar la cosecha antes de la siguiente helada.

“Treinta gramos de canahua, una cucharada de azúcar y algo de limón bastan para no sentir hambre”, dijo Herrera. “Es pura vitamina”. Las variedades que cultiva desde la infancia son muy nutritivas y por completo adecuadas al clima andino, pero corren el riesgo de desaparecer.

Una prima, la quinoa, seduce a los agricultores jóvenes de la región, ansiosos de vender a Trader Joe’s Co., Whole Foods Market Inc. y otras firmas que almacenan el grano, además de couscous y arroz basmati.

,,


Si bien es un superalimento por derecho propio, la quinoa no se adapta tan bien a los cambiantes patrones de calor y precipitaciones como la canahua, lo que constituye un motivo de preocupación conforme los cambios climáticos afectan a agricultores y consumidores.

A medida que agricultores como Herrera envejecen, podrían perderse sus conocimientos sobre el nutritivo grano resistente a las heladas, así como las variedades locales que éste cultiva. Eso dejaría a los bolivianos sin un recurso para alimentarse a medida que el clima se hace más volátil.

CULTIVO HUÉRFANO

La canahua es un “cultivo huérfano”, una planta que es objeto de escasa investigación y poca atención por parte del mercado en comparación con pilares de los agronegocios como la soja. El resultado es la pérdida de cultivos extendidos en tanto se descuidan especies muy nutritivas y bien adaptadas a las condiciones locales, dijo Allen Van Deynze, un especialista de la Universidad de California-Davis.

En el mundo hay unas 20 mil plantas comestibles; menos de 20 de éstas proporcionan el 90 por ciento del total de alimentos, según Plants For a Future, que tiene sede en Gran Bretaña.

Muchas de las especies restantes son prometedoras en cuanto a la adaptación en un contexto de cambio climático, dijo Van Deynze, quien contribuyó a la fundación de la Academia de Cultivo de Plantas Africanas de la UC-Davis en Nairobi, Kenia, parte de un grupo dedicado a los cultivos huérfanos que integran, entre otros, la Unión Africana y Mars Inc.

“Son cultivos importantes para la seguridad de los alimentos y tienen enorme importancia para gran cantidad de personas, pero no generan ganancias ni ingresos significativos que puedan destinarse a mejorar el cultivo”, dijo Paul Anderson, director ejecutivo del Instituto de Mejora Internacional de Cultivos del Centro de Ciencias Vegetales Donald Danforth de St. Louis.

Es difícil rastrear el dinero destinado a la investigación sobre cultivos huérfanos porque, por definición, no reciben muchos fondos.