Brasil anticipa malas noticias más allá de quién gane la elección
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brasil anticipa malas noticias más allá de quién gane la elección

COMPARTIR

···
Bloomberg

Brasil anticipa malas noticias más allá de quién gane la elección

Según expertos quien gane la elección del próximo domingo, para reencauzar la economía, deberá reducir el gasto, levantar los controles de precios estatales y permitir que se devalúe la moneda; para el próximo año, la expectativa de crecimiento será del 1% .

Bloomberg News
26/10/2014

Quienquiera que gane la segunda vuelta presidencial en Brasil este domingo no tendrá demasiadas buenas noticias para dar sobre las perspectivas del segundo mercado emergente más grande del mundo.

Brasil se encuentra en recesión, y la inflación anual supera el tope de su rango meta. Un déficit presupuestario que se agranda amenaza la calificación de grado de inversión del país, y una confianza empresarial que ronda mínimos en cinco años ha hecho bajar la inversión hasta su nivel más bajo entre los países BRICS, que incluyen a Rusia, India, China y Sudáfrica.

Para reencauzar la economía, tanto la presidenta Dilma Rousseff como el candidato opositor, Aécio Neves, tendrán que reducir el gasto, levantar los controles de precios estatales y permitir que se devalúe la moneda, dijo Nicholas Spiro, director ejecutivo de Spiro Sovereign Strategy con sede en Londres. Estas medidas, que los operadores apuestan que incluirán subir la tasa de interés más alta en el Grupo de 20 países, podrían aumentar el desempleo y recortar los salarios por primera vez en más de una década.

,,

“Más allá de quién gane, estamos viendo un entorno sombrío después de la elección para el brasileño medio”, dijo Spiro en una entrevista telefónica. “Aun en la mejor de las hipótesis, Brasil tardará por lo menos 2-3 años en repuntar”.

Rousseff ha sacado ventaja en las encuestas sobre Neves por primera vez desde la primera vuelta, según dos sondeos de opinión publicados este jueves. Su apoyo alcanzó un 48 por ciento en comparación con un 42 por ciento para Neves en un sondeo de Datafolha de los días 22 y 23 de octubre y de 49 por ciento contra 41 por ciento en un sondeo Ibope.

Ambas encuestas, que antes mostraban a los candidatos estadísticamente empatados, tienen un margen de error de más o menos 2 puntos porcentuales.

MENOR CRECIMIENTO

Según los pronósticos, la economía más grande de América Latina crecerá 1 por ciento el año próximo, según el último sondeo de analistas de bancos centrales. Esto representa la mitad del promedio durante los tres primeros años de Rousseff en la presidencia y un cuarto del nivel alcanzado durante los dos mandatos de su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva. El producto interno bruto se contrajo 0.6 por ciento en el segundo trimestre luego de una caída revisada de 0.2 por ciento en los primeros tres meses, lo que contribuyó a erosionar la recaudación y ampliar el déficit presupuestario hasta 4 por ciento del PIB.

Ninguna de las oficinas de prensa de los candidatos respondió a los correos electrónicos pidiendo comentarios sobre sus perspectivas para la economía el año próximo.

Gran parte de la campaña presidencial se centró en la política económica, en tanto Rousseff rechazó las propuestas de Neves de reducir los préstamos subsidiados otorgados por los bancos estatales y recortar el número de ministerios. Ella construiría otros 3 millones de viviendas de bajo costo y aumentaría el número de estudiantes que reciben capacitación profesional gratuita desde 8 millones hasta 12 millones.

También criticó a Arminio Fraga, el ministro de Finanzas designado por Neves, por un aumento de la inflación, la deuda y las tasas de interés cuando estuvo al frente del banco central en 1999-2002. En tanto Neves ha prometido hacer volver la inflación al centro de la meta en un plazo de dos a tres años, Rousseff dijo que las tasas de interés altas alimentan el desempleo.