Venezuela sufre una de las peores devaluaciones de la historia, con una inflación que va para el 1000000%
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Venezuela sufre una de las peores devaluaciones de la historia, con una inflación que va para el 1000000%

COMPARTIR

···

Venezuela sufre una de las peores devaluaciones de la historia, con una inflación que va para el 1000000%

Este lunes entró en vigor una nueva moneda en Venezuela, como parte de diversas medidas económicas anunciadas el viernes por el presidente Nicolás Maduro, que busca sacar a la nación de su severa crisis

Bloomberg Por: Eduardo Thomson y Fabiola Zerpa
20/08/2018
Actualización 20/08/2018 - 10:55

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llevó a cabo una de las mayores devaluaciones monetarias de la historia durante el fin de semana: una caída del 95 por ciento que pondrá a prueba la capacidad de una población, ya atormentada, para soportar aún más dolor.

Un posible resultado es que la inflación, que ya se pronosticaba que alcanzaría el 1 millón por ciento este año, recibirá combustible nuevo de las medidas.

Actualmente los precios están aumentando a una tasa anual del 108 mil por ciento, según el índice Café con Leche de Bloomberg. Es probable que un éxodo masivo de venezolanos que huyen de la crisis a países vecinos aumente y con él tensiones y restricciones como las que se han visto en los últimos días.

La tasa oficial de la moneda pasará de aproximadamente 285 mil por dólar a 6 millones, un shock que los funcionarios trataron de compensar parcialmente elevando el salario mínimo 3 mil 500 por ciento al equivalente de 30 dólares por mes.

Mientras Maduro presumía en el anuncio de la noche del viernes que el Fondo Monetario Internacional no estaba involucrado en las políticas, los aspectos de las movidas se asemejaban a un ajuste económico ortodoxo clásico, aunque con algunos giros confusos.

La nueva estrategia de Maduro para administrar la economía es una respuesta desesperada después de años de políticas desastrosas que socavaron el crecimiento, hicieron subir los precios y convirtieron lo que una vez fue uno de los países más ricos de América Latina en una nación disfuncional que generó una crisis de refugiados.

La presión se está acumulando en el presidente para enderezar el barco, mientras crecen los llamados para derrocarlo seis años después de que asumió el cargo de manos de Hugo Chávez.

A principios de este mes, Maduro comenzó una nueva ofensiva contra sus oponentes después de un intento fallido de asesinarlo usando un avión no tripulado.

Las medidas de choque económico demuestran la "voluntad del gobierno de hacer lo que sea necesario para mantenerse en el poder", dijo desde Bogotá, Raúl Gallegos, director asociado de Control Risks. "Maduro parece vulnerable, claramente algo podría pasar".

Las calles de Caracas parecían en su mayoría vacías el lunes por la mañana mientras los venezolanos seguían digiriendo las noticias y el impacto que tendría en sus ahorros.

Muchas tiendas, incluidos los supermercados, cerraron y algunas empresas que abrieron esperaron más detalles para ajustar los precios.

La devaluación ocurre al mismo tiempo que el gobierno redenomina la moneda cortando cinco ceros e introduciendo nuevos billetes y un cambio de nombre.

Entonces, en lugar de que el nuevo salario mínimo sea de 1.8 millones de bolívares fuertes, serán mil 800 bolívares soberanos. Los bancos estaban cerrados y ocupados tratando de adaptar cajeros automáticos y plataformas en línea para las nuevas reglas monetarias.

Para hacer las cosas más complicadas, el valor del nuevo bolívar estará vinculado a una moneda encriptada, que se cree que es la primera vez que un gobierno emplea la técnica.

El llamado Petro está respaldado por petróleo crudo y el gobierno lo valora en 60 dólares o 3 mil 600 bolívares soberanos. El Petro fluctuará y se usará para establecer los precios de los bienes.

Placeholder block
Reuters

Aumento de IVA

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) aumentará 4 puntos porcentuales y los funcionarios pondrán fin a algunos subsidios a la gasolina, lo que le ahorrará al gobierno 10 mil millones de dólares al año, dijo Maduro, sin proporcionar más detalles.

El Banco Central aumentará la frecuencia de las subastas de divisas a tres y, finalmente, cinco días a la semana.

De alguna manera, la devaluación es una mera formalidad. Desde hace años la mayoría de las personas y empresas no han podido acceder a los dólares a las tarifas establecidas por el gobierno y las han estado comprando en el mercado negro. Como resultado, los precios en muchos productos en todo el país ya se basan en ese tipo de cambio.

"Tuvieron que hacer esto porque se quedaron sin dinero", dijo desde Washington Moises Naim, miembro de Carnegie Endowment y exministro en Venezuela.

Señaló que la producción de petróleo, prácticamente la única industria del país en este momento, se ha desplomado en los últimos años en medio de una escasez de equipos y experiencia técnica, las reservas extranjeras se han desplomado y aliados como China y Rusia están brindando menos apoyo.

En medio de la crisis financiera, Maduro ha suspendido la mayoría de los pagos de la deuda externa de Venezuela y ahora tiene atrasos por 6 mil 100 millones con tenedores de bonos, lo que ha cortado la mayoría de las fuentes de nuevos financiamientos.

Los acreedores también están mirando los activos del país en el exterior con miras a apoderarse de ellos. Una pequeña empresa minera canadiense obtuvo el derecho de cobrar una decisión arbitral al tomar acciones en poder de la matriz de la unidad de refinación estadounidense Citgo, un veredicto que Venezuela está apelando.

ConocoPhillips anunció el lunes un acuerdo de 2 mil millones de dólares con la petrolera estatal PDVSA por un caso de arbitraje de una década de duración sobre la expropiación de activos.

Venezuela pagará 500 millones de dólares durante los próximos 90 días y luego saldará el resto en pagos trimestrales durante los próximos cuatro años y medio. Como resultado, Conoco suspenderá sus acciones contra activos de PDVSA en el Caribe, según el comunicado.

Los bonos de referencia de Venezuela con vencimiento en 2027, que están en default, cayeron 0.3 centavos a 26.7 centavos por dólar. Eso es casi el nivel más bajo desde febrero.

Placeholder block
Reuters

Viernes negro

El simbolismo de anunciar las medidas drásticas en un viernes por la noche no se perdió en muchos venezolanos. En 1983, el presidente Luis Herrera Campins devaluó el bolívar por primera vez en 22 años luego de la caída de los precios del petróleo. El día se hizo conocido localmente como 'Viernes Negro'.

Cuando en 1989 Venezuela elevó los costos de la gasolina, levantó los controles cambiarios y permitió que la moneda cayera, los precios subieron un 21 por ciento en un solo mes, provocando disturbios conocidos como el "Caracazo" que mataron a cientos y finalmente allanaron el camino para el ascenso de Chávez al poder.

Alianza militar

No está claro cómo se enfrentarán las medidas de choque anunciadas por Maduro con uno de sus aliados clave: los militares.

Los generales de alto rango han recibido las llaves de los ministerios, la compañía petrolera estatal y el lucrativo negocio de las importaciones de alimentos. Múltiples tipos de cambio crearon jugosas oportunidades de arbitraje que enriquecieron a muchos asociados cercanos del estado.

"Claramente esto afectará la popularidad de Maduro, pero el poder se sostiene con balas y no con los votos", dijo Naim. "Mientras los militares continúen teniendo acceso a negocios lucrativos, continuarán otorgando apoyo al gobierno".

La oposición, un grupo fragmentado de partidos cuyos líderes están escondidos o en la cárcel, convocó protestas contra las medidas el martes. Varios sindicatos también pidieron un paro nacional de 24 horas.

Muchas empresas privadas, que ya lidian con la hiperinflación, años de fuga de cerebros, controles de precios y amenazas de incautación, ahora deben lidiar con una inflación aún más rápida y aumentos salariales obligatorios.

También es posible que el éxodo de venezolanos hacia otros países aumente, a pesar de que Ecuador y Perú anunciaron restricciones de entrada y tensiones en la frontera con Brasil.

"La gente se va por un sentimiento de desesperación, y la desesperación ahora aumentará", dijo Naim.