Bloomberg Businessweek

¿Se te antoja un trago mañanero? Aquí 5 opciones

Tomar por la mañana no tiene por qué ser un tabú ni el horario ser territorio exclusivo de la cerveza o de un aburrido vino tinto.
Troy Patterson
29 septiembre 2017 20:30 Última actualización 01 octubre 2017 5:0
licores mañaneros

licores mañaneros

Quizás estás de vacaciones, descansando en la hamaca de una terraza con mosquitero o instalado sobre un camastro sin otra obligación que evitar que tus cosas sean arrastradas por la corriente. En este contexto, no tiene nada de malo experimentar con un 'six' de cervezas a las 11 de la mañana. Pero casi sin darte cuenta, todavía es la tarde de tu primer día completo de vacaciones y ya estás harto de esas 'chelas'.

Es bueno tener este problema.

Y la solución es incluso mejor: un número cada vez mayor de excelentes vinos aromatizados que cada vez son más fáciles de encontrar. Entra a una tienda, incluso en un algún destino vacacional poco sofisticado, y verás que hay hileras de vermut y otras delicias líquidas similares.

El potencial de estas bebidas, en general por debajo de 20 por ciento de alcohol y muy dispuestas a ser mezcladas, es universalmente proporcional a su sabor. De forma ideal cumplen con las necesidades de quienes quieren lograr la indolencia perfecta sin acercarse a una asquerosa intoxicación. Aquí te damos algunas opciones.


LILLET ROSÉ

“Rosado todo el día”, dicen los bebedores de vino. Los aperitivos también van bien con largas sesiones de alcohol rosado. Como sus hermanos mayores más conocidos, Lillet Blanc y Lillet Rouge, este es un varietal producido con Grand Cru Bordeaux. Luego se fortifica con licores de frutas y se refina con un toque de quinina. Después de tanto trabajo, lo único que queda es servirlo con hielos y agregar un poco de cítricos o rodaja de naranja. El toque aciruelado del Lillet Rosé va bien con el thriller más jugoso que encuentres en el librero de la casa que rentaste.


COCCHI APERITIVO AMERICANO

Similar al Lillet Blanc, pero distinguido por su agradable intensidad, Cocchi Americano se elabora desde finales del siglo XX. A principios del XXI, muchos bartenders que preparan cocteles lo mezclan con ginebra, licor de naranja y jugo de limón (además de un ligero toque de ajenjo o Pernod), para hacer el vigorizante Corpse Reviver #2, servido tradicionalmente en una copa coupé.

Si tu cuerpo no requiere ser resucitado, intenta convertir ese clásico en un fácil highball: llena un vaso alto con hielo, vierte dos onzas de Cocchi y agrega toques y gotas experimentales de licores más fuertes, según el gusto, además de suficiente limón para satisfacer tu diente amargo. Corónalo con soda (incluso una afrutada) y sírvelo en un vaso de plástico playero (o incluso una taza alta de hojalata que sudará frescamente con la condensación bajo el sol vespertino).


CARPANO BIANCO

Cuando piensas en vermuts blancos, probablemente se te vienen a la mente los secos, al menos simbólicamente, utilizados para hacer un martini clásico. Esto no va por ahí. Como el delicioso Dolin Blanc, Carpano Bianco es ligero, pero dulce. Sus tonos flagrantes de manzana y moras frescas lo disponen para todo tipo de experimentación. Por lo menos considera verter un poco en una botella a medias de Perrier para que el partido de tenis sea un poco más interesante. Siendo más ambicioso, pero no demasiado porque el objetivo solamente es relajarse, mezcla un Bianco y tónica con un toque de toronja. Para el día lluvioso, úsalo como endulzante en tu refresco de lima.


CUALQUIER VERMUT AL AZAR
COMPRADO EN UNA RÁPIDA IDA AL SÚPER

Quizás tengas una botella por ahí, luego de haber preparado Negronis la noche previa. Quizás es muy temprano en la tarde para beber algo fuerte. Quizás lo que debes hacer es llenar una copa de vino tinto con hielo, casi llenarla de vermut y luego agregar la tapa de una botella de Campari o dos chorritos de la botella de Angostura. Este toque adicional de astringencia deberá bajar el dulzor del vermut común. Sin duda, la mezcla ayudará a ponerte en modo vacacional.


COCCHI ‘DOPO TEATRO’ VERMOUTH AMARO

Los genios en Cocchi, responsables de tantos vermuts excelentes, han introducido recientemente uno oscuro y profundo. El sabor del Dopo Teatro es similar al del Punt e Mes, con la acidez típica de Amaro, pero un hondo sabor que no se asemeja a nada que hayas probado. Se considera una bebida vespertina, dopo teatro significa “después del teatro”, pero debo señalar que también en el teatro hay matinées.

Aquí hay una idea: mientras preparas el sándwich de pavo para comer, bebe un pequeño vaso directo. En lo que te comes los sándwiches en la terraza (por favor, con papitas con sal y vinagre), bebe un vaso más pequeño en las rocas. Hazlo durar, aprecia cómo el hielo derretido te lleva a un viaje placentero en las profundidades de su complejo aroma.

Sign up for free