Bloomberg Businessweek

Los autos aceleran la demanda eléctrica

El auge de los vehículos eléctricos está transformando la industria automotriz pero también la energética; éstos representarán el 5 por ciento de la demanda total de electricidad en 2040.
Patrick Martin
19 julio 2017 20:31 Última actualización 20 julio 2017 5:0
Tesla

Los automóviles de Tesla. (Reuters).

En 2040, más de la mitad de todos los autos nuevos vendidos en el mundo serán eléctricos como los que ofrece Tesla Inc., según un informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

Eso significa que la demanda eléctrica de los vehículos aumentará 300 veces frente al consumo observado el año pasado, según muestran los datos.

Los fabricantes de automóviles se están comprometiendo a abandonar los motores de combustión: Volvo dijo recientemente que a partir de 2019, todos los nuevos modelos de la compañía tendrán un motor eléctrico, mientras que BMW ha dicho que el iNext eléctrico reemplazará al Serie 7 como su modelo emblemático en 2021.

La creciente popularidad de los autos eléctricos, impulsados por la disminución de los precios de las baterías de iones de litio, es una bendición para los proveedores de electricidad, que han sido golpeados por la caída de los precios en medio de un abundante suministro de energía renovable.

Sin embargo, estos vehículos presentarán otro desafío para las empresas de servicios básicos y los reguladores, que ya están trabajando para añadir a su oferta la generación intermitente de los campos de energía eólica y solares a la mezcla de electricidad sin interrumpir el suministro.

"El sector automotriz y el sector eléctrico están uniéndose de una manera que no lo hicieron en el pasado", dijo Colin McKerracher, analista de BNEF en Londres. "Se están entrelazando cada vez más".

Los vehículos eléctricos representarán el 5 por ciento de la demanda total de electricidad en 2040, según estimaciones de BNEF. Eso significa que los operadores de la red tendrán que tomar medidas para manejar el aumento en el uso de la electricidad, incluyendo el almacenamiento de más energía y ofrecer tarifas que fomenten la carga en las horas de menor demanda.

El avance de los autos eléctricos también requiere de nueva infraestructura, que no está presente en todos los lados donde se le requiere. "La red puede manejar el aumento en los vehículos eléctricos, pero hay algunos puntos difíciles que tienen que ser abordados", dijo McKerracher.

Todas las notas BLOOMBERG BUSINESSWEEK
La estrategia de Twitter contra los bots se queda corta
La búsqueda por la píldora milagrosa que queme grasa e incremente el músculo
Creyeron que tener una embotelladora de vecino era buena idea… ahora la quieren lejos
El futbol (a veces) no es buen negocio para todos
Un bono que no resulta tan rentable
La luz en India depende de estas vecinas ‘cobronas’
Best Buy quiere cuidar a tus abuelos
La nueva disrupción de Silicon Valley son los calcetines... en serio
Adidas le pone más velocidad a sus tenis
Trabajar ya en el ‘Plan B’ ante el TLCAN
Al padre de la maquila mexicana, Trump le hace lo que 'el viento a Juárez'
Esta empresa dice que puede hallar al próximo Messi
Cristiano Ronaldo podría hacerte perder dinero y ésta es la razón
¿Trabajas en un banco? Es hora de preocuparte: en 5 años un robot podría quitarte la chamba
Con impresoras gigantes, dos veinteañeros quieren cambiar el espacio
El caviar de moda en los mejores restaurantes es ‘made in China’
Este campeón ajedrecista y desertor soviético es maestro en Wall Street
¿Será Mark Zuckerberg el sucesor de Trump?
¿Se acabó la magia del consumo?
Ellos son los nuevos petroleros de México y quieren llenar tu tanque
¿Y dónde están los exdirectores de Pemex tras la apertura petrolera?
Esta empresa tiene 200 mdd para cambiar la agricultura
Las startups tecnológicas, la nueva jugada de las estrellas de la NBA
¿Industria petrolera? ‘No, gracias’, dicen en Colombia
Este pueblo debe mudarse para que tú puedas tener un iPhone