La clave para salvar el planeta puede estar debajo del mar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La clave para salvar el planeta puede estar debajo del mar

COMPARTIR

···

La clave para salvar el planeta puede estar debajo del mar

El almacenamiento de carbono es fundamental para luchar contra el cambio climático. La pregunta es dónde ponerlo todo, y el mar podría ser la respuesta.

Bloomberg | Eric Roston
05/07/2018
Actualización 06/07/2018 - 0:05

En este siglo con la industria de la energía que cambia rápidamente, se están logrando avances en la energía limpia, el transporte y la eficiencia, considerados como milagrosos hace una década. Pero aquí está la trampa: la velocidad a la que todo avanza no es suficiente.

La Agencia Internacional de Energía (AIE por sus siglas en inglés) informó el año pasado que la tecnología crítica, la cual captura las emisiones de dióxido de carbono de los generadores y las entierra o elimina, no se está expandiendo lo suficientemente rápido.

La AIE informó que las instalaciones actuales de "captura y almacenamiento de carbono" (CCS) son capaces de manejar solo el 7.5 por ciento de las emisiones que el mundo necesitará eliminar cada año para el 2025. Eso es necesario si las naciones quieren cumplir el objetivo de mantener cualquier incremento en calentamiento global por debajo de 2 grados Celsius.

En China, investigadores han estado buscando formas de acelerar CCS y decidieron buscarlas en el océano.

En tierra, CCS no solo es prometedor en principio, se ha demostrado que funciona. Habrá más de 20 instalaciones de captura a gran escala disponibles para fin de año, según el Global CCS Institute. Pero todavía hay preocupación por asegurarse de que el CO2, una vez enterrado, permanezca enterrado. Lo mismo puede decirse de la idea que tiene China de sepultar CO2 en el mar. Para que las empresas y los países exploten la vastedad del lecho oceánico, también necesitan algún tipo de confianza para mantenerse allí.

Al estudiar las interacciones a largo plazo de las principales fuerzas físicas en "sedimentos marinos no consolidados" como limo suelto, arcilla y otras sustancias permeables debajo del lecho marino, los investigadores Yihua Teng y Dongxiao Zhang informaron que las condiciones extremas en el fondo del océano mantienen esencialmente CO2 en su lugar ", lo que hace que esta opción sea un almacenamiento seguro".

Bajo una gran presión y baja temperatura, el CO2 y el agua atrapada en el sedimento debajo del fondo marino se cristaliza en un hielo estable llamado hidrato. (A través de un proceso similar, el metano rico en energía se congela con agua debajo del océano y el permafrost terrestre, una fuente potencial de energía analizada por China, Japón, los Estados Unidos y otros). El nuevo documento sobre CCS demuestra mediante una simulación que los hidratos se vuelven un "tapón" impermeable que evita que el CO2 debajo de él emigre hacia el fondo del mar.

Placeholder block
Esta ilustración muestra cómo el sedimento permeable bajo el lecho marino podría proporcionar un hogar para las emisiones de CO2 capturadas y luego inyectadas.Bloomberg | Yihua Teng and Dongxiao Zhang

La investigación de captura y almacenamiento de carbono de la Universidad de Beijing recibe el apoyo de la compañía multinacional de metales, minería y petróleo BHP Billiton, según el periódico.

La investigación aparece esta semana en el diario Science Advances. El estudio debería proporcionar cierta confianza, ya que escriben que el almacenamiento de CO2 en el océano sigue siendo una herramienta viable para reducir las emisiones del gas que atrapa el calor más peligroso, incluso cuando la comercialización del proceso sigue estando muy lejos.

Mientras tanto, hay otras preguntas para responder, incluyendo cómo el CO2 puede comportarse de manera diferente bajo diferentes tipos de condiciones geológicas.

La gran suposición, como ocurre con la mayoría de los escenarios de almacenamiento de CO2 subterráneo, es que no se sabe qué hará la geología viviente de la Tierra a lo largo de los siglos y milenios.

Las fracturas en el sedimento submarino, ya sean preexistentes o creadas por la tectónica o la inyección de CO2 en sí misma, podrían abrir una vía para que el CO2 escape, aunque sigue existiendo una gran incertidumbre.

"Nuestra suposición", escriben, "es que el sedimento marino no consolidado está intacto".

Algunas empresas como NetPower ya están apostando por la tecnología para evitar las emisiones alteradas de CO2.