Bloomberg Businessweek

Game Changer: Sergio Leal, visionario inmobiliario

El director general de Vinte tuvo la visión de crear desarrollos inmobiliarios que ofrecieran mucho más que sólo las paredes y el techo de las casas. Su empresa es hoy líder en el sector.
Bloomberg Businessweek
20 julio 2017 19:47 Última actualización 21 julio 2017 5:0
Sergio Leal, director general de Vinte

Sergio Leal, director general de Vinte

Lo más difícil lo hizo en 2001.

¿Cómo un muchacho que apenas llegaba a los 30 años pudo renunciar a Urbi? Aquella era una de las 5 mayores desarrolladoras de vivienda, justo cuando Vicente Fox tomó el sector como bandera de su administración.

Pero Sergio Leal Aguirre, un joven arquitecto de Mexicali, Baja California, dijo adiós a la empresa cuando pensó que toda la gente querría tener una casa con un parque y una ciclovía. Tenía experiencia y la confianza de cinco socios para armar el primer proyecto de su constructora, Vinte.

¿Cuál fue su primera meta? Construir 120 casas en Tecámac, entonces un municipio rural del Estado de México. Costaría cada una 275 mil pesos y pese a su bajo precio, tendrían acceso a un parque central, canchas, ciclovías, tiendas de conveniencia y un acceso restringido. En 2005, Leal y su equipo obtuvieron un joint venture con Intel y Microsoft, e hipotecas “digitales” apoyadas por el Infonavit. Ese acuerdo permitió un sistema de conexión a internet en los fraccionamientos, suministrado por Vinte, a cambio de una cuota en el crédito del habitante.

Leal añadió un esquema de servicio de posventa: la constructora no se desconectó del fraccionamiento una vez vendido, sino que dio asesoría a sus dueños para evitar deterioros a la plusvalía de las viviendas: no al cambio de color en fachadas; no a las tiendas improvisadas en la cochera. El proyecto fue un gran éxito. Realizaron 350 casas que hoy podrían valer unos 700 mil pesos: una plusvalía de más del 150 por ciento en el periodo, de acuerdo con Vinte. Leal y Vinte llamaron la atención del brazo financiero del Banco Mundial, el IFC, y en 2008, éste les dio financiamiento a cambio del 10 por ciento de la compañía.

Con su aval, siguió Banamex, que concedió otra línea de crédito a 5 años. Ambas aportaciones dieron el dinero suficiente para escalar la dimensión de Vinte. Vinieron nuevos bancos, proyectos. Al servicio de internet, siguió una red de agua potabilizada en los fraccionamientos. Leal siente particular orgullo de un conjunto en Playa del Carmen que es autosustentable y experimenta con una vivienda que llama “Viva”.

En septiembre 2016, Leal sacó a su empresa a Bolsa con una exitosa colocación de acciones por mil 220 millones de pesos. La empresa de Leal hoy genera unos 25 mil empleos y presume de ser líder en la vivienda media.

Por delante tiene más metas: diversificar productos, lugares, y tipos de financiamiento. Apuesta a durar 100 años y crear comunidades autosustentables. Hace unos días, Leal cumplió 46 años.