Bloomberg Businessweek

Game Changer: Adrián Molina, creador de 'Coco'

Su película 'Coco' ha roto récords de asistencia en México y llevó hasta las lágrimas a miles de personas; ahora viene la prueba de fuego esta semana cuando llega a salas en EU.
Gonzalo Soto
24 noviembre 2017 11:36 Última actualización 24 noviembre 2017 11:37
Adrián Molina (Oswaldo Díaz )

Adrián Molina (Oswaldo Díaz )

Hay veces que las tradiciones, por más lejos que se esté de casa y las generaciones pasen, quedan arraigadas para siempre en el corazón.

Otras veces, esas mismas tradiciones se convierten en una magnífica fuente de inspiración para crear algo especial. Adrián Molina volteó a una de ellas, a sus orígenes y, específicamente, a sus muertos. Como codirector, guionista y una de las mentes detrás de ‘Coco’, el animador oriundo de California, Estados Unidos, llevó a millones de mexicanos hasta las lágrimas, haciéndoles simplemente recordar.

Molina, cuya madre es de un pequeño pueblo de Jalisco que le sirvió en parte de inspiración para su película, no es ajeno a los grandes éxitos de la animación.

En 2006, llegó a Pixar Animation Studios como becario y en otoño de ese mismo año consiguió un empleo de tiempo completo ahí, donde colaboró en películas como ‘Ratatouille’ y ‘Toy Story 3’, ambas galardonadas con el Oscar por mejor filme animado.

En septiembre de 2011, Molina se presentó en el estudio con una propuesta de película sobre el Día de Muertos, que de inmediato capturó la atención de los productores.

“La idea era mostrar la unión y el cariño que caracterizan a las familias latinas, las tradiciones que nos mueven y la forma en que recordamos nuestro pasado”, señaló Molina en entrevista para Bloomberg Businessweek México. “Se trata de valorar nuestra historia y cómo ella nos define”.

Durante 6 años, Molina y el resto del equipo de ‘Coco’ visitaron poblaciones de Michoacán, Oaxaca, Guanajuato y otros estados del país para aprender más sobre el Día de Muertos.

“Era muy emocionante observar a la gente en los panteones, recordar con tanto cariño y eso lo quisimos plasmar en la película, que la gente lo sintiera también”, agregó Molina.

Y el resultado no pudo ser mejor. La película ya se convirtió en el filme animado más visto en la historia de México, al vender más de 16 millones 557 mil boletos y recaudar, en poco más de dos semanas de exhibición, más de 791 millones de pesos.

Además, el número de personas que fueron a ver la película en su segundo fin de semana en cartelera se incrementó 12 por ciento, algo sumamente inusual, ya que incluso las grandes producciones registran caídas en el número de asistentes de hasta más de un tercio semana a semana.

En Estados Unidos, se espera que ‘Coco’ genere unos 270 millones de dólares, de acuerdo con BoxOfficePro, lo que la pondría entre las 10 películas con mayores ingresos este año y representaría un auténtico hit para Pixar.

“Es una locura”, exclama Molina, quien más allá de su trabajo como animador se considera un contador de historias.

Los números que hemos visto son increíbles y me hacen sentir muy emocionado de que haya sido bien recibida esta película”.

Pero más allá del éxito taquillero, el joven animador de 32 años se alegra de haber generado un impacto en la audiencia. Le emociona saber que tanta gente haya llorado con la película, aunque su mayor deseo es otro.

“Lo que quisiera es que la gente, después de ver ‘Coco’, se interese por la historia de su familia”, afirma. “Que hagan lo que hice yo: que llamen a sus padres y les digan ‘cuéntame cómo era el abuelo cuando eras niño’”.