¿El plan ‘B’ de las televisoras de EU para Rusia 2018? Apoyar a México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿El plan ‘B’ de las televisoras de EU para Rusia 2018? Apoyar a México

COMPARTIR

···

¿El plan ‘B’ de las televisoras de EU para Rusia 2018? Apoyar a México

La ausencia de EU del Mundial ha hecho del ‘Tri’ el principal objetivo de las cadenas estadounidenses.

Bloomberg Por Eben Novy-Williams e Ira Boudway
05/04/2018
La Selección Mexicana se volvió el plan B para las televisoras de EU.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
logo NEGOCIOS
Bloomberg Businessweek

El popular presentador de Fox Sports, Fernando Fiore, pasó varias horas después de que Estados Unidos no calificara para el Mundial de Rusia en octubre entrevistando a los jugadores desilusionados por su inesperada derrota 2-1 ante Trinidad y Tobago. Fue el momento más complicado para el futbol estadounidense en más de 30 años.

Tras un largo día de trabajo, Fiore, un veterano locutor de futbol, regresó a su hotel en Trinidad. Entonces sus pensamientos se volcaron hacia su empleador. “Fue cuando me di cuenta: Dios mío, no tendremos a Estados Unidos en el Mundial”

Siete años antes, Fox pagó un monto récord de 400 millones de dólares para arrebatarle los derechos en inglés de las Copas Mundiales 2018 y 2022 a ESPN/ABC de Walt Disney Co. Un gran atractivo de ese acuerdo fue el equipo estadounidense, que representó cuatro de los cinco partidos más vistos en ESPN/ABC durante el torneo de 2014. En octubre, una persona cercana a Fox calculó que la ausencia del futbol de EU podría costar a la televisora entre 10 y 20 millones de dólares en ventas de publicidad.

Telemundo, la televisora de habla hispana propiedad de NBC Universal, también resiente la ausencia. La empresa pagó cerca de 600 millones de dólares por las competencias de 2018 y 2022, superando a Univisión Communications Inc., que ha transmitido la Copa del Mundo desde 1970. El equipo estadounidense no es tan importante para la audiencia en español, pero su fracaso fue una decepción. En 2014, la audiencia fue un 44 por ciento más alta para los partidos de EU que para otros juegos en Univisión.

Entre 10 y 20 mdd
en ventas de publicidad podría costar la ausencia de EU en el Mundial de Rusia a Fox.

El colapso de EU convierte a la Selección Mexicana en la principal atracción para Fox y Telemundo, y crea una competencia intensa para decenas de millones de televidentes bilingües. La población hispana de rápido crecimiento en EU es la audiencia más obvia, especialmente a medida que cambian los hábitos de visualización.

Treinta y seis por ciento, o 21 de los 58 millones de hispanos en la Unión Americana hablan inglés y español con fluidez, según el Pew Research Center, un número que salta al 50 por ciento para los estadounidenses de segunda generación. El 54 por ciento de todos los hispanos en EU consume noticias en ambos idiomas. “La audiencia bilingüe es un campo de batalla”, dice John Guppy, fundador de Gilt Edge Soccer Marketing. “Apuesto a que tanto Telemundo como Fox sienten que pueden ganar una participación decente”.

La mañana después de la derrota de EU, el presidente de Fox Sports, Eric Shanks, y John Entz, jefe de producción, se reunieron con su equipo de futbol en Los Ángeles. Su mensaje: hay que lanzarse a toda velocidad. Fox consideraba a México como un segundo equipo de casa y había estado preparando una cobertura amplia del “Tri”.

“Como México siempre había sido el Equipo 1B ya teníamos un plan en marcha cuando Estados Unidos fue eliminado”, dijo el productor ejecutivo de la Copa del Mundo, David Neal, quien pasó 18 meses en Univisión antes de unirse a Fox. “Fue un lujo para nosotros no tener que empezar desde cero”.

Para cortejar a los fanáticos del equipo, Fox contrató a varios periodistas y ejecutivos especializados ​​en la cobertura del futbol en español. La alineación incluye al exdefensa mexicano Mariano Trujillo; Jorge Pérez-Navarro, un viejo cronista de Univisión; Rodolfo Landeros, un periodista con fuertes conexiones con los jugadores de México; y Fiore, un conocido analista de estudio que había estado en Univisión.

Las payasadas de Fiore a cámara son familiares para quienes ven programas de futbol en español en EU, aunque no tanto para sus nuevos colegas. Durante una de sus primeras transmisiones, Fiore abandonó el set en una fingida frustración con los anfitriones Alexi Lalas y Herculez Gomez. Estaba bromeando; era un truco que había hecho antes en otros canales. Lalas y Gomez, sin embargo, pensaron que estaba ofendido y después de un incómodo silencio, la transmisión se fue a comerciales.

“En mi trabajo anterior conocían mi estilo, podía irme a la mitad, lo sabían”, explicó Fiore. “Culturalmente, eso es parte de nosotros”.

Según investigaciones internas, Telemundo dice que 1 de cada 4 fanáticos del futbol no latinos planea ver el Mundial en español. “Escuchar el futbol en un idioma romance simplemente funciona”, dice Jim Bell, productor ejecutivo de la cobertura de la Copa Mundial de Telemundo. “Puedes seguir la acción, los nombres son los mismos y gol es una palabra común”. La televisora también apuesta por el estilo distintivo de sus locutores, incluido su hombre clave, Andrés Cantor, famoso por sus largos cantos de gol.

“Traemos pasión y emoción al juego en cada jugada, algo que es muy diferente de nuestras contrapartes de habla inglesa”, afirma Cantor, quien narró los juegos de la Copa del Mundo para Univisión en 1990, 1994 y 1998. Tras esos torneos, dice, quienes solo hablan inglés le dijeron que preferían ver juegos en español. Telemundo busca a su matriz corporativa, NBC Universal, para ponerse frente a los espectadores bilingües.

Cantor apareció en un promo durante la cobertura de NBC del Súper Bowl en febrero, gritando un gol en su estilo característico. “Estamos tomando el relevo de un titular anterior que tuvo estos derechos por tanto tiempo”, dice Eli Velázquez, vicepresidente ejecutivo de programación de Telemundo Deportes. “Tenemos que asegurarnos de que todos lo sepan”. El lema de la red para la Copa del Mundo es “Lo vivimos juntos”. La idea, dice Ray Warren, presidente de Telemundo Deportes, es que las familias apuesten por las transmisiones en español. “Es más fácil para los bilingües ir a las transmisiones en ese idioma”, dice. Pero, como lo ve Guppy de Gilt Edge, Fox tiene la ventaja entre la codiciada audiencia joven. “Si eres un chico bilingüe de 19 años, bicultural, francamente no te vas a sentar y mirar el partido completo de dos horas”, menciona. “Vas a ver los mejores momentos. Lo vas a hacer a través de tu teléfono. Creo que esa gente puede terminar yendo a Fox”.