¿Cómo el hijo de una vendedora ambulante de Vietnam se volvió un magnate?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo el hijo de una vendedora ambulante de Vietnam se volvió un magnate?

COMPARTIR

···

¿Cómo el hijo de una vendedora ambulante de Vietnam se volvió un magnate?

Nguyen Duc Tai es actualmente dueño de Mobile World Investment y Bachhoaxanh, una empresa de telefonía móvil y una cadena de supermercados, respectivamente.

Bloomberg Por Nguyen Kieu Giang
12/06/2018
Bachhoaxanh, cadena de tienda de productos comestibles.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
logo TECNOLOGÍA
Bloomberg Businessweek

Cuando Nguyen Duc Tai, hijo de una vendedora ambulante, dijo que iba a revolucionar la industria de la telefonía móvil de Vietnam, pocos prestaron atención.

"Todos se rieron de mí", dice Tai sobre ese momento en 2009.

Pero Tai se mantuvo fiel a su palabra. Su Mobile World Investment Corp. se convirtió en el mayor vendedor de teléfonos móviles del país y una de las acciones más cotizadas. La compañía ahora tiene un valor de mercado de mil 700 millones de dólares.

Entonces, cuando Tai dijo que iba a transformar la industria alimentaria del país, esta vez la gente sí escuchó.

"El futuro de los alimentos es muy claro", dijo Tai, de 49 años, vistiendo una camiseta, en una entrevista en la ciudad de Ho Chi Minh. "No se trata de si tengo éxito o no. Es una cuestión de cuánto tiempo tomará".

El éxito de Tai como empresario surge por tratar de modernizar Vietnam. Para los teléfonos móviles abrió lo que, según él, fue la primera cadena tradicional donde los clientes podían tener una sensación de seguridad sobre la calidad y el origen de los dispositivos. Y en el mundo de las compras de alimentos, está tratando de reemplazar los mercados tradicionales de productos frescos de Vietnam por tiendas de comestibles.

Tai abrió su primera tienda de este tipo en la ciudad de Ho Chi Minh en 2016, vendiendo verduras, carne y pescado con orígenes claramente etiquetados y otros artículos esenciales como fideos y bebidas. En los mercados de productos frescos, los alimentos se venden al aire libre en lugares que no siempre están limpios. Los compradores no necesariamente saben de dónde viene y los precios no son fijos.

La cadena, llamada Bachhoaxanh, ahora tiene 376 tiendas en la ciudad.

"Nuestro sueño es captar el 10 por ciento del mercado de comestibles de 60 mil millones de dólares para 2022", dijo Tai. Eso sería el doble de los ingresos de su compañía el año pasado, de casi 3 mil millones de dólares.

Por supuesto, Tai siguió antes un camino similar. Quince años atrás, el auge mundial de los teléfonos móviles no había llegado a Vietnam, porque los teléfonos eran demasiado caros.

"En ese momento, solo los ejecutivos o los ricos podían comprar un teléfono celular. Ser dueño de uno parecía imposible para muchas personas, y pensé que teníamos que hacer algo para cambiar eso", dijo Tai.

Así que en 2003, renunció a su trabajo como director estratégico en una compañía telefónica para comenzar su propio negocio. Abrió tres tiendas en pequeños callejones de la ciudad de Ho Chi Minh, pero fracasaron después de unos meses debido a su ubicación y la imposibilidad de ganarse la confianza de los clientes, dijo Tai.

En 2004, lo intentó de nuevo, estableciendo Mobile World con cuatro amigos. Esta vez abrió sus tiendas en las calles principales y vendió dispositivos con orígenes transparentes.

Mobile World tenía mil 065 puntos de venta en todo Vietnam y una participación del 45 por ciento del mercado de teléfonos inteligentes y teléfonos móviles del país para fines de abril, informó. A fines de 2017, había casi 120 millones de contratos de telefonía móvil en el país, más que la población de alrededor de 94 millones. Las ventas de teléfonos móviles se han disparado con la economía del país.

"Las oportunidades llegaron muy rápido y el mercado se desarrolló más rápido de lo que podía imaginar", dijo Tai.

Tai creció en una familia pobre en la ciudad de Ho Chi Minh, donde su madre era una vendedora ambulante que vendía arroz pegajoso y panqueques de arroz. Esas dificultades en su infancia lo dejaron con un objetivo: tener una vida mejor que sus padres.

Las acciones de Mobile World se han sextuplicado con creces desde su salida a bolsa en 2014. De los 10 analistas que cubren la compañía, nueve tienen recomendación de compra. Mobile World fue la única empresa vietnamita en la lista Forbes de las mejores 50 grandes compañías asiáticas que cotizan en bolsa el año pasado. "Ahora mi sueño es tener 10 mil millones de dólares en ingresos para 2022", explicó Tai.