Blogs
Visión CFA
La actualidad económica y financiera desde el punto de vista especializado de los Chartered Financial Analyst (CFA) del país.
  • CFA Society Mexico

Analízame

Especial análisis

Especial análisis

CFA Society Mexico 21 abril 2016 17:31

Imagine que acude con el médico o con un abogado, y al llegar éste le pide llene un formulario según sus impresiones del caso. El documento a completar es estandarizado e incluso no tiene que escribir demasiado, incluso da la impresión de ser una encuesta: solicita marque con una equis en varios recuadros, según su opinión, al presentarle varias afirmaciones. Después, y sin indagar más allá de lo escrito en el documento, el médico le da una receta, o si era un abogado, le comenta el procedimiento legal a seguir. La consulta llega a su fin sin mayor discusión acerca de su situación.

Si bien en la práctica médica o legal tan peculiar procedimiento sería motivo para huir y buscar la opinión de otro profesional que se encuentre dispuesto a indagar más a fondo sobre nuestra problemática, en materia financiera no suele ser así: al acudir a una institución financiera buscando asesoría sobre nuestro patrimonio, tal tipo de cuestionarios suele suplantar a lo que debería ser, más bien, un diagnóstico a fondo similar a lo que se esperaría de un doctor o abogado realizando una diligencia profesional razonable.

¿Por qué en la práctica el diagnóstico financiero suele variar en tal grado con respecto al de otras áreas? Las razones varían, y van desde el marco legal regulatorio vigente -que requiere a las instituciones financieras categorizar al cliente, pero a nivel básico-, hasta el control de costos dentro de las instituciones, pues hacer un diagnóstico a fondo, procesarlo para proponer las mejores soluciones y actualizarlo con la frecuencia que las necesidades del cliente dictan, es sensiblemente más costoso que hacerlo mediante un formato estandarizado.

Por otro lado, aún no se ha generalizado la idea -tanto por parte del cliente como del profesional- de que la práctica de la asesoría financiera debería ser ejercida a un nivel de profundidad similar a la médica o legal, con el necesario conocimiento del cliente en cuanto a sus objetivos, voluntad y capacidad de asumir riesgos, horizonte de tiempo, necesidades de liquidez, otros requerimientos específicos, entre otras variables a indagar, documentar y actualizar a lo largo del tiempo.

La idea clave de fondo es que la situación de, digamos, una persona de treinta años, soltera y con ingresos por encima de sus gastos que está ahorrando para retirarse en varias décadas, es muy distinta a la de un padre de familia cuya prioridad es pagarle la universidad a los hijos en unos años, y cuyo ingreso podría ser apenas suficiente para ello, y al mismo tiempo ambos casos son diferentes al de una viuda que espera vivir de un patrimonio que pretende heredar, íntegro, al final de su vida.

Las inversiones que unos y otros deberían estar considerando son distintas, y sus necesidades pueden cambiar sensiblemente a partir de lo que suceda con su vida laboral, familiar, etc. Lo que hace necesario un ejercicio de actualización del diagnóstico con cierta eventualidad.
Gradualmente la práctica de la asesoría patrimonial se está acercando a esta noción, y las principales credenciales profesionales en el área han reconocido que el diagnóstico integral del cliente, mediante un documento guía de políticas de inversión elaborado según el caso específico de cada uno, no sólo es una pieza clave, sino el eje rector, de la relación entre el cliente y su asesor patrimonial. Incluso, un factor importante es que tal documento se encuentre elaborado de una forma al mismo tiempo detallada y accesible -lo que es un equilibrio- tanto para el cliente como para otros profesionales, que por cualquier razón se les pudiera solicitar tomar el caso.

Tal es importante pues podría haber varias razones para acudir con otro asesor, quizás la especialización del actual no es la mejor para cubrir las necesidades de un cliente, por lo que se le necesita referenciar con un tercero, que podría necesitar hacer uso del diagnóstico inicial. Por otro lado, tal vez el cliente quisiera una segunda opinión con respecto a las recomendaciones que recibe de su asesor financiero, y su documento de políticas de inversión, como diagnóstico de su situación, le es de utilidad para ello.

Un médico que se encuentre en la necesidad de una asesoría patrimonial, si es que ésta se realiza adecuadamente, seguramente notará elementos de su propia práctica profesional y como ésta se lleva a cabo en su consultorio.

Este texto fue traducido por CFA Society de México. En caso de discrepancia con la versión original, la versión en inglés debe ser considerada como la oficial.
“Is This the End of Fractional Reserve Banking?” by Jason Voss, CFA, CIPM, from Enterprising Investor, 27 January 2016. 

Acerca del autor
  • CFA Society Mexico
Archivo del Blog
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.