Blogs
Templo del morbo
Las letras salen a orearse en historias cotidianas.
  • Isaid Mera

'Jim Messi', el taxista que era un capo

Isaid Mera
08 julio 2016 17:50 Última actualización 08 julio 2016 19:20
taximetro

(Especial)

Tener un blog es como tener una casita a donde uno invita a los amigos de vez en vez para platicar, convivir, reír, y también discutir.

Así que bienvenidos a este blog que nace con la aspiración de ser un lugar donde nos encontremos regularmente y lo pasemos bien. Un lugar donde sacaré a pasear mis letras entre historias cotidianas. Empezamos.

Me subí a un taxi y me sentí aliviado porque apenas segundos antes empezaban a caer gotas del tamaño de mis ojos.

Tras agradecer al taxista que se detuviera –en estos tiempos hay que hacerlo- me sentí aún más aliviado porque en el coche se escuchaba ‘Cuando pase el temblor’ de Soda Stereo.

Contestaba un par de mensajes mientras tarareaba a Cerati.

Luego seguía ‘Un millón de años luz’, pero al taxista no le gustaba, supongo, y la cambió.

Dejó ‘En la ciudad de la furia’ y comenzó a hacer plática como lo hacen los buenos taxistas: con obviedades.

-Ya se viene la lluvia eh

-Sí, y fuerte (un concierto de obviedades). Lo mejor es que hay Soda Stereo para el camino

-Aunque no son los mejores, hay otros

-Sí, hay otros igual de buenos, como Caifanes o los Cadillacs

-Yo canté con los Caifanes hace años

Y ahí comenzó la fabulosa historia, sin confirmar, de aquel taxista.

No supe su nombre, pero podríamos llamarle 'Jim Messi'. Jim por rockero, Messi porque, según él, era un fenómeno en las canchas.

'Jim' me contó que alguna vez tuvo que "hacerle ‘el paro’" a Saúl Hernández, vocalista de los Caifanes. “Siempre tuvo pedos con la voz”, soltó sin reparo.

Como buen artista, 'Jim' dijo que al principio se sentía nervioso, pero que ya después se adueñaba del escenario haciendo “payasadas”.

“No como Saúl, que era más serio, pero con su sola presencia imponía”.

En esos andares en los años 80 dice nuestro amigo que conoció a varios integrantes de grupos icónicos del rock mexicano, como la Maldita Vecindad, Rostros Ocultos, o Cecilia Toussaint, “mi amigocha”.

'Jim' dice que incluso anduvo con la hermana de Toussaint, y que eran “igualitas”. Un capo.

La música y las fiestas de aquel entonces llevaron a otro tema: a contarme que siempre ha sido un tipo sano y deportista.

Tan deportista que estuvo a punto de ser futbolista profesional con los Pumas. Pero sí, y no se ría lector, “me lastimaron la rodilla”.

Me contó que estuvo a punto de debutar, y jugaba con ahora consagrados como Luis García, Jorge Campos, Aspe y hasta convivió en los últimos años como futbolista del ‘Tuca’ Ferreti.

'Jimmy' (ya con cariño) me dijo que el ‘Tuca’, previo a los juegos con el América, llegaba temprano y le daba una plática al equipo de reservas, donde él jugaba. “En especial a mí. ¡Imagínate, era el 10”. “Me decía ‘hazlos cagada’ y yo salía inspiradísimo”.

El apellido ficticio de 'Messi', por cierto, tiene un sentido. 'Jim' me dijo, sin dudas en las palabras, que “sin exagerar, pero la verdad yo jugaba como Messi, pero, incluso, yo le pegaba mejor”.

-¿Mejor? ¿más fuerte?

-Más fuerte y más colocado, y chanfleado. Solía pegarle y meter goles de tres dedos

A 'Jim' el sueño de ser futbolista y “de jugar en Europa” se le acabó, me dijo, en un partido interescuadras, con lluvia, cuando un compañero le entró mal y le “destrozó” la rodilla.

Justo andábamos en eso cuando llegamos al bar a donde iba. Me dio un poco de pena, porque 'Jim' tenía una emoción de contar su historia proporcional a la prisa que llevaba yo.

Cerró diciéndome que por suerte juntó una “lanita” y tiene algunos taxis, uno de ellos en el aeropuerto. Muy suelto también me dijo que las cosas pasan por algo y que no se arrepiente de lo que pasó.

“Al final por algo Dios no le da alas a las víboras”, tiró al dar el cambio.

Me reí y me bajé con una historia que contar.

Al cerrar la puerta, él subió de nuevo el volumen…
“….No quiero soñar mil veces las mismas cosas”.

La puerta grande: Luego, en el bar, se escuchó 'Juegos de seducción'...

Acerca del autor
  • Isaid Mera Templo del morbo
Archivo del Blog
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.