¿A quién culpar de la derrota del PRD en DF?

Nueva Izquierda, que logró el mayor número de alianzas en la Capital para colocar a sus candidatos, es la tribu responsable de esta histórica derrota para el sol azteca. Gracias a quienes integran esa corriente, el DF dejó de ser el bastión perredista por excelencia. Varias voces dentro del partido señalan por principio a Carlos Navarrete, Jesús Ortega y Jesús Zambrano de cooperar en esta debacle. “Empieza un proceso de reflexión, de evaluación de resultados, de análisis de la realidad”, escribió el propio Navarrete en su cuenta de Twitter. Sin embargo, en el DF Héctor Serrano, quien comanda la corriente Vanguardia Progresista, no pudo mantener su racha de “triunfo” político, pues la imposición de sus candidatos y desdeñar el trabajo territorial de otras corrientes contribuyó a la derrota y al triunfo de Morena. La división que provocó Serrano orilló a las tribus menos beneficiadas, como la Izquierda Democrática Nacional (IDN), de René Bejarano, a operar incluso a favor del partido com

Jesús García

Nueva Izquierda, que logró el mayor número de alianzas en la Capital para colocar a sus candidatos, es la tribu responsable de esta histórica derrota para el sol azteca.

Gracias a quienes integran esa corriente, el DF dejó de ser el bastión perredista por excelencia.

Varias voces dentro del partido señalan por principio a Carlos Navarrete, Jesús Ortega y Jesús Zambrano de cooperar en esta debacle.

“Empieza un proceso de reflexión, de evaluación de resultados, de análisis de la realidad”, escribió el propio Navarrete en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, en el DF Héctor Serrano, quien comanda la corriente Vanguardia Progresista, no pudo mantener su racha de “triunfo” político, pues la imposición de sus candidatos y desdeñar el trabajo territorial de otras corrientes contribuyó a la derrota y al triunfo de Morena.

La división que provocó Serrano orilló a las tribus menos beneficiadas, como la Izquierda Democrática Nacional (IDN), de René Bejarano, a operar incluso a favor del partido comandado por el exjefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador.

No hay que descubrir el hilo negro, ya que las demarcaciones donde el PRD va ganando son aquellas cuyas corrientes y candidatos tienen un alto trabajo territorial, como Dione Anguiano en Iztapalapa.

En Venustiano Carranza, a pesar de la batalla de la experredista Esthela Damián con Movimiento Ciudadano, Israel Moreno se impuso, respaldado por la estructura del diputado federal y exdelegado Julio César Moreno.

En Álvaro Obregón, controlada por el grupo de Leonel Luna –ex bejaranista- sufrió con el PAN, pero al final su control territorial se está imponiendo.

La gente del exdelegado Mauricio Toledo no permitió el avance tricolor ni albiazul en Coyoacán, donde Valentín Maldonado afianzó la demarcación.

Estará interesante ver cómo el PRD intenta reagruparse, lo cual se ve difícil, después el desdén hacia tribus como Unidad y Renovación, IDN y varias pequeñas cobrará factura a Serrano y sus aliados.