Blogs
Historias de NegoCEOs
Historias casi siempre desconocidas de personajes y empresas importantes en el mundo de los negocios a nivel nacional e internacional.
  • Mario Maldonado

El presidente y los empresarios

ME. El presidente y los empresarios.

ME. El presidente y los empresarios.

Mario Maldonado 05 agosto 2015 10:3

La foto es de presidencia, pero es poderosa y reveladora: Enrique Peña Nieto se asoma desde uno de los palcos del nuevo estadio de los Rayados del Monterrey. De pie, frente a la cancha de futbol, el presidente de México aferra sus manos a la barandilla metálica mientras clava su mirada en el horizonte. Más atrás, a su lado izquierdo, está José Antonio ‘El Diablo’ Fernández, el presidente del conglomerado regiomontano Femsa, junto al atribulado gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina. Fuera de estos personajes y otros de la comitiva que acompañó al presidente, en el estadio no hay nadie más. Está vacío. La postal es del sábado pasado, durante inauguración del recinto.

Imagino que a Enrique Peña Nieto le habría gustado inaugurar la nueva casa de los Rayados frente a los casi 50 mil aficionados que se dieron cita el domingo, durante el primer partido contra el Benfica, y que si bien sabía que no lo aclamarían como a César Montes cuando anotó el primer gol a los portugueses (el Monterrey goleó 3-0 al Benfica), un aplauso moderado de los regiomontanos habría sido suficiente. Pero en estos días el país no está para aplausos. Los desaparecidos de Ayotzinapa y Tlatlaya, la fuga de ‘El Chapo, los nuevos dos millones de pobres, el fracaso de la primera ronda de licitaciones petroleras y hasta el dólar caro no son como para celebrar.

Sin embargo, tengo la impresión de que el presidente está buscando respuestas ya no hacia adentro, en su gabinete (porque al parecer ahí no las ha encontrado), sino en otros lados, como la iniciativa privada. Y hace bien. Esa es la lectura que doy a sus más recientes apariciones. Dos días antes de inaugurar el Estadio de los Rayados y de fotografiarse con ‘El Diablo’ Fernández, ícono de la clase empresarial de Nuevo León, fue a la Aldea Digital del Distrito Federal, donde se dejó retratar desde todos los ángulos posibles con cuatro de los Slim: Carlos, Carlos Jr., Marco Antonio y Héctor.

Al final, son este tipo de empresarios quienes pueden transmitir de manera más verosímil que “México es más grande que sus penas” (frase del escritor Élmer Mendoza) y que las reformas estructurales tienen todavía mucho que dar. Son ellos los que van a foros como la reunión de Sun Valley a la que acudió el ‘Diablo’ Fernández en julio pasado, junto con figuras como Elon Musk, Tim Cook, Marissa Mayer y Mark Zuckerberg.

Son empresarios como Ricardo Salinas Pliego los oradores de festivales como el de Aspen Ideas celebrado a principios de julio, donde habló de las bondades de México, aunque después, en una entrevista con CNBC, haya dicho lo que muchos pensamos: “que México necesita un mejor entorno político”.

A propósito de esto, pregunté vía mensaje de texto a cuatro empresarios mexicanos de diferentes sectores, y que están al frente de grandes empresas, su opinión sobre el entorno actual en materia política, económica y social. ¿Cómo perciben al presidente?, les cuestioné.

Uno de ellos, quien estuvo recientemente en una reunión con el mandatario, fue el más franco. Me dijo que “la gente está decepcionada del gobierno federal después de tantos fracasos… que la inversión está avanzando sólo por inercia, pero no hay optimismo”.

Otro de ellos me respondió que si bien hay muchas cosas a nivel social que están afectando la imagen del presidente en México y el exterior, el país se encuentra relativamente estable y que confiaba en que las cosas mejorarían.

El tercero me dijo que el principal problema de México es la corrupción, que lo “afecta todo”.

El cuarto, el más optimista, prefirió enfocarse en lo positivo de las reformas: “Hay que tener confianza en el resultado que vendrá de las reformas estructurales. Es un logro histórico que no hemos apreciado”.

Quién sabe si la crisis que enfrenta hoy Enrique Peña Nieto va a afectar las inversiones en el país o si seguirá teniendo el apoyo de la iniciativa privada lo que resta de su sexenio. Lo que parece ser una realidad es que el presidente quiere estar más cerca de los empresarios. Ojalá que sea para construir una mejor estrategia de gobierno y de atracción de inversión... y no más ‘casas blancas’.

Posdata.
Me escribió Jaime Chico Pardo para comentar parte de lo escrito en esta columna la semana pasada (Jaime Chico Pardo, ¿el insider de Slim?). Me dijo que en la asamblea de accionistas de AT&T, en abril pasado, no se le reeligió como consejero independiente de la empresa, aunque sigue siendo accionista, al igual que en América Móvil. Dijo que ya no tiene relación con los Consejos de Administración de Grupo Carso u otras empresas de Carlos Slim.

Escríbeme a mmaldonado@elfinanciero.com.mx y a @MarioMal

Aquí puedes seguir todos mis textos: Historias de NegoCEOs

Acerca del autor
  • Mario Maldonado
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.