Blogs
Historias de NegoCEOs
Historias casi siempre desconocidas de personajes y empresas importantes en el mundo de los negocios a nivel nacional e internacional.
  • Mario Maldonado

Así se planeó, negoció y acordó la venta de La Comer

ME. Así se planeó, negoció y acordó la venta de La Comer.

ME. Así se planeó, negoció y acordó la venta de La Comer.

Mario Maldonado 18 febrero 2015 11:17

“Vamos a vender, es el mejor momento”, fue la conclusión a la que llegaron los integrantes de la familia González, principales accionistas de Comercial Mexicana, durante una reunión celebrada a finales del 2013. Por aquellos días, las acciones de la cadena de autoservicios cotizaban en máximos de 56 pesos, muy lejos de los 80 centavos que llegaron a valer en 2008, cuando les explotó una crisis por su apuesta en instrumentos financieros derivados que los llevó al borde de la quiebra.

Tras aquella reunión, los directivos de Comercial Mexicana iniciaron una revisión de los activos de la empresa para determinar cuáles eran los formatos que valían la pena quedarse.

Días más tarde contrataron al banco de inversión Rothschild para arrancar la búsqueda de posibles compradores en México y el extranjero. En el roadshow se contactaron a 20 interesados, entre europeos, estadounidenses, latinoamericanos y cadenas nacionales. Todos enviaron de regreso una propuesta a Comercial Mexicana, pero al menos 15 de ellos quedaron descartados en esa primera vuelta.

A la recta final del proceso, que duró poco más de un año, sólo llegaron cuatro postores: Soriana, Chedraui y las chilenas Falabella y Cencosud; sin embargo, las extranjeras decidieron bajarse tras evaluar el riesgo que significaba entrar a un mercado donde Walmart es más grande y poderoso que en ninguno otro país, al dominar 65 por ciento del negocio de autoservicios y tener los márgenes operativos más altos del sector y que los de su propia controladora, Walmart Stores.

Durante la negociación con las dos empresas nacionales siempre estuvieron fuera los formatos City Market, Fresko y Sumesa, los cuales, aseguraban los González, “son el futuro del sector”, según habían podido constatar en Europa y Estados Unidos, a donde viajan al menos dos veces por año para revisar las tendencias.

Soriana y Chedraui siguieron el proceso hasta el 2015 y permanecieron hasta los últimos instantes. Lo más difícil en la negociación siempre fue el precio. La familia Chedraui mostró un gran interés por quedarse con el negocio de los González, pero tuvo limitaciones en cuanto al capital. Estuvo dispuesta a pagar un buen precio por las 160 tiendas de Comercial Mexicana, pero no por los inmuebles, pues el importe se elevaba a niveles que no podían financiar.

El interés de Chedraui empujó a Soriana a hacer una mejor oferta por las tiendas y los bienes raíces de Comercial Mexicana, amén de que el esquema de adquisición que utilizó cuando adquirió las unidades de Gigante no resultó del todo bueno. Sin embargo, el apalancamiento en el que incurrirá Soriana para fondear la operación ya la puso en la mira de las calificadoras de riesgo.

La venta de aproximadamente 80 por ciento de los activos totales de Controladora Comercial Mexicana, por casi 40 mil millones de pesos, se hizo a un múltiplo de 12.4 veces EBITDA, uno alto si se toma en cuenta el margen de flujo operativo de 8.6 por ciento de la empresa.

Todo el proceso se hizo a través de Rothschild, quien realizó los acercamientos con los interesados, así como el intercambio de información y las propuestas finales. Como se publicó en El Financiero (medio que por cierto reveló la intención de venta por primera vez), la compra de La Comer por parte de Soriana estaba prácticamente cerrada una semana antes de su anuncio a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sin embargo, los González y los Martín Bringas firmaron el contrato y se estrecharon las manos el mismo día que se hizo el anuncio a los inversionistas, el 28 de enero pasado. El acuerdo incluyó la venta de 160 tiendas con sus respectivos inmuebles y el uso de la marca por tres años. Soriana va a reconvertir las unidades a sus formatos en ese plazo y después regresará la marca a sus dueños originales. La clave de pizarra de la nueva empresa de La Comer, que operará sus formatos City Market, Fresko y Sumesa, llevaría un nombre similar al actual en la BMV. 

Posdata
José Calvillo Golzarri debe ser uno de los CFOs mejor evaluados del sector retail mexicano y también uno de los que mayores bonos recibió en los últimos años, entre otras cosas por llevar exitosamente el proceso de reestructura de Comercial Mexicana y otras acciones estratégicas como la venta de su participación en Costco de México, la de los restaurantes California y las tiendas de La Comer. Seguro los González lo tienen en el cuadro honor como el “ejecutivo del año”... o del último lustro.

Escríbeme a mmaldonado@elfinanciero.com.mx y a @MarioMal

Aquí puedes seguir todos mis textos: Historias de NegoCEOs

1
 

 

Módulo especial Soriana Comercial Mexicana
Acerca del autor
  • Mario Maldonado
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.