Bajío

Xavier Azuara Zúñiga, nuevo dirigente del PAN en San Luis Potosí

Unidad interna, el principal reto de Acción Nacional, dijo el nuevo presidente del partido en el estado.
MARTHA ZARAGOZA
14 diciembre 2015 8:11 Última actualización 14 diciembre 2015 8:29
Xavier Azuara

Xavier Azuara dijo que el PAN se preparará para recuperar la mayoría en el Congreso potosino y las 58 alcaldías. [Martha Zaragoza]

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- En lo que fue calificada como una elección histórica al ser la primera vez que la militancia elige a su dirigente estatal en San Luis Potosí, este domingo Xavier Azuara Zúñiga fue electo como nuevo presidente del Partido Acción Nacional (PAN), en lugar de Héctor Mendizábal Pérez.

En su primer mensaje como presidente del comité Estatal del PAN, quien fuera candidato a la alcaldía de la capital hizo un llamado a la unidad al interior del partido, pues -reconoció- se trata del principal reto que enfrentará en su estancia al frente del partido.

"Después del 13 de diciembre sólo hay un equipo, aquí no hay candidatos derrotados, somos uno, agradezco especialmente a Jaime Galván su participación y sin duda necesitamos la unidad del partido".


Ya en entrevista Azuara Zúñiga aseguró que su triunfo se debió al apoyo que recibió por los diferentes liderazgos del blanquiazul, con los cuales buscará fortalecer al partido rumbo al 2018, donde buscarán recuperar la mayoría en el Congreso y en las 58 alcaldías, para prepararse para 2021 y competir por la gubernatura.

Sobre cómo se vivió el proceso, la presidenta del Comité Organizador Beatriz García Reyes dijo que se tuvo una participación de 70 por ciento del padrón, que es un total de 11 mil 976 militantes, de los cuales votaron en los 59 módulos un total de ocho mil 305, que se dividieron de la siguiente manera: cuatro mil 404 votos correspondieron a Xavier Azuara Zúñiga y tres  778 a Jaime Galván Valencia.

Aseguró que el proceso es un hecho inédito en donde se demostró que Acción Nacional sabe hacer las cosas bien, apegados a derecho, pero sobre todo significó un triunfo no sólo para la militancia, sino para México, por el trabajo democrático que están llevando a cabo.