Bajío

Vitivinicultores queretanos van por impuesto único al vino

La AVQ ha trabajado en la propuesta de ley con el consejo, misma que se encuentra actualmente en el Senado de la República para su revisión y posible aprobación. El documento considera un  IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios) único, en lugar de un impuesto porcentual.
Lucero Almanza
07 junio 2017 9:0 Última actualización 07 junio 2017 9:0
VINO.

VINO.

QUERÉTARO, Qro.— La Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ) se pronunció por la aplicación de un impuesto especial único al vino, en línea con la iniciativa impulsada por el Consejo Mexicano Vitivinícola para elevar la competitividad del sector nacional, y fortalecer la producción y el consumo en el país, afirmó el presidente del organismo estatal, Lluis Raventós Llopart.

Indicó que la AVQ ha trabajado en la propuesta de ley con el consejo, misma que se encuentra actualmente en el Senado de la República para su revisión y posible aprobación.

“La propuesta considera un IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios) único, en lugar de un impuesto porcentual”, comentó Raventós en entrevista.


La tasa aún no se ha definido, no obstante que actualmente se aplica un gravamen de 26.5 por ciento para los productos de 14 grados de alcohol, o menos.

“En Querétaro somos socios del consejo y realmente ellos llevan el peso de la propuesta, yo asisto a las reuniones de trabajo y siempre les hemos apoyado en esto”, puntualizó el presidente de la AVQ.

La iniciativa de ley es apoyada por distintos legisladores, entre ellos la senadora por Querétaro, Marcela Torres.

Luego de su discusión y aprobación en la Cámara de Diputados, se turnó a la Cámara Alta para su revisión, por lo que ahora se está en espera de la aprobación.

De acuerdo con Raventós Llopart, se ha hablado de un IEPS de 10, 15 o 20 por ciento, pero no se tiene una cifra determinada aún.

“Los senadores nos apoyan pero no depende de ellos únicamente.
Tiene que ser aprobada en el Congreso y eso no es fácil”, sostuvo.

Desde mediados del año 2016, se realizaron distintas reuniones entre representantes de la industria y legisladores para la elaboración del proyecto de reforma.

En coordinación con el Consejo Mexicano Vitivinícola, se llevaron a cabo cuatro reuniones de trabajo en los estados de Baja California, Guanajuato, Nuevo León y Coahuila, se indica en el proyecto que se presentó al Congreso.

El vino en México cubre la tasa impositiva de IEPS, a la cual se suma la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento.


Esta situación ubica al país en una posición poco competitiva respecto a la carga fiscal promedio que prevalece en la Unión Europea, que es de aproximadamente 25 por ciento, y de la de Estados Unidos, que ronda alrededor de 13 por ciento para una botella de seis dólares, señala el documento que se discute.

Las principales zonas productoras de uva que existen en México están en Baja California —con 75 por ciento de la producción—, seguidas, principalmente, de Coahuila y Querétaro, de acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivincícola.

El consumo de vino en el país ha aumentado de forma gradual, hasta niveles entre un 8 por ciento anual, en promedio, para los vinos mexicanos entre 2013 y 2016, añade.