Bajío
entrevista

Vinculación empresarial, eje de la estrategia de la Universidad Cuauhtémoc

Dar respuesta a las necesidades sociales, otro de sus desafíos. La institución cuenta con una matrícula de 2,000 alumnos y una oferta de 24 programas.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
03 agosto 2015 12:46 Última actualización 03 agosto 2015 12:47
rector Universidad Cuauhtémoc en Querétaro

Carlos Rodrigo Valencia Bernal, rector de la Universidad Cuauhtémoc de Querétaro. [Cortesía]

QUERÉTARO, Qro.— Con 28 años de operación en el estado, la Universidad Cuauhtémoc de Querétaro (UCQ) tiene en la actualidad una matrícula de dos mil alumnos y una oferta de 24 programas educativos.

En entrevista con EL FINANCIERO BAJÍO, el rector de la institución, Carlos Rodrigo Valencia Bernal, informa que en los últimos cinco años la UCQ ha tenido un crecimiento de 20 por ciento anual y recibido alrededor de mil alumnos en cada ciclo escolar.

“Vamos a mantenernos con el mismo índice de crecimiento; trabajamos actualmente en la consolidación de los 24 programas con que contamos. Queremos fortalecer la alianza con España, que forma parte de la internacionalización de la Universidad.”

Hasta ahora, la institución le ha apostado a la vinculación con el sector productivo como estrategia para insertar a sus alumnos en el mercado laboral, así como para delinear estrategias basadas en valores.

“Creo que esa tiene que ser la tendencia, en general, de la educación superior. Tratar de vincular las necesidades del sector productivo a la academia. Si logramos eso, los resultados van a ser mucho mejores en términos de vocación profesional, de pertinencia y de calidad”, dice el rector de la casa de estudios en Querétaro.

UNA VISIÓN HUMANISTA

Al frente de la institución desde mayo del 2010, Valencia Bernal asegura que el número de alumnos que se reciben cada año colocan a la UCQ en una posición de liderazgo.

La universidad se prepara actualmente para recibir a una nueva generación de estudiantes. En agosto próximo, al menos 750 alumnos ingresarán a las aulas de la Cuauhtémoc.

Responder a la confianza de las familias queretanas es, a decir de Valencia, uno de los principales retos de la institución. Ir acorde con los requerimientos del mercado laboral y dar respuesta a las necesidades sociales de la población también forman parte de los desafíos de la universidad.

“Hemos asumido estos desafíos con 300 docentes vinculados a la universidad y con un equipo de trabajo que va siendo cada vez más grande a nivel administrativo”, comenta Valencia.
Como empresa educativa, la Cuauhtémoc trabaja bajo un enfoque de servicio y una visión humanista.

“Lo importante, lo medular de una empresa educativa, es el servicio educativo. Como toda organización, tenemos principios y en ellos fundamentamos todo nuestro trabajo. A veces nos dicen: ‘¿cuál es el éxito de la Cuauhtémoc?’ Mucho trabajo. Trabajo con un espíritu de servicio en la base: estamos para servir”, plantea su rector.

Bajo esta visión, los rectores de los diversos campus de la institución tienen la enmienda de atender las distintas unidades como si fueran su propio negocio, para de esta forma dar respuesta a las necesidades de las carreras con autonomía, liderazgo y creatividad.

De forma complementaria, cada tres años la universidad actualiza todos sus programas y planes de estudio, a partir de las necesidades de los empleadores. Se trata, a decir del propio Valencia, de un trabajo de reingeniería a partir del cual la institución educativa se sitúa en el lugar de los empleadores.

“Estamos pretendiendo hacer ese ejercicio también como una retroalimentación para la universidad. En el entendido de que somos un organismo vivo, necesitamos retroalimentarnos: revisar todos los programas, consultar con los egresados, con los empleadores, y ver qué tanto estamos impactando.”

La rectoría percibe como un indicador de éxito el que 90 por ciento de sus egresados ya están empleados al terminar sus estudios.

En Querétaro, actualmente ofrece 15 licenciaturas, de las cuales la de odontología se mantiene como punta de lanza para la universidad, al acaparar el 32 por ciento de la matrícula total. Otras carreras destacadas son las de comunicación y diseño gráfico.

Expone que hay una serie de características que exigen los empleadores y por eso la intencionalidad en la educación sigue siendo pieza clave.

“Nosotros le hemos apostado a la formación de equipos docentes para ir señalando los valores que nos interesa promover en los jóvenes.

“De entrada, tenemos algunos programas de responsabilidad social que tienen que ver con el compromiso con la sociedad.

“En nuestro proyecto educativo subyace una antropología filosófica muy clara, y es la concepción que tenemos de persona. Para nosotros el centro de la educación es la persona humana, y sobre ese principio trabajamos.

"Lo que proponemos es que a partir de todas las carreras los alumnos emprendan acciones para poder buscar soluciones a necesidades sociales.”

Bajo esta visión, la Cuauhtémoc promueve entre sus estudiantes, por ejemplo, la atención a niños en estancias infantiles. Asimismo, cada semestre atiende a un promedio de mil 500 nuevos pacientes en sus clínicas dentales.

ESCUELA DE NEGOCIOS

Consciente del crecimiento que ha registrado Querétaro en los últimos años, recientemente la Universidad Cuauhtémoc abrió una unidad de negocios con la que busca estar más cerca del sector empresarial.

“Con la escuela de negocios buscamos posicionarnos como una institución que no solamente aporta profesionales en el tema de salud. Es un tema en el que estamos interesados en trabajar, para poder ofrecer administradores, mercadólogos, contadores y gestores de comercio internacional que estén involucrados y se inserten en las necesidades de las empresas”, dice Valencia Bernal.

Además de dar respuesta a las necesidades de crecimiento del estado y la ciudad, la Escuela de Negocios de la Cuauhtémoc se convierte en un espacio adicional para la universidad, que internamente ya se quedó corta en espacios.

En respuesta al crecimiento de la institución educativa, actualmente está en construcción un nuevo edificio que contará con 42 espacios, entre aulas y laboratorios.

A futuro, el proyecto de crecimiento considera también la oferta de nuevas carreras entre las que destacan áreas de la salud (medicina, nutrición y enfermería) e ingenierías.

INTERNACIONALIZACIÓN

La Universidad Cuauhtémoc nació en Puebla, en 1977, donde se llegó a convertir en la tercera institución más importante del estado. En 1986 abrió su campus en Querétaro y dos años después se estableció en San Luis Potosí. En la actualidad tiene seis sedes en el país (las otras tres son Aguascalientes, Xalapa y Guadalajara).

En 2013 se inició en San Luis Potosí y Querétaro un proyecto de internacionalización con universidades españolas, que el año pasado permitieron la apertura, en alianza con la Escola Universitària de la Salut i l’Sport (EUSES) y la Escola de Noves Tecnologies Interactives (ENTI), de tres nuevos programas internacionales: fisioterapia, contenidos digitales interactivos (videojuegos y serious games) y ciencias de la actividad física y del deporte. 



A veces nos dicen: ‘¿cuál es el éxito de la Cuauhtémoc?’ Mucho trabajo. Trabajo con un espíritu de servicio en la base