Bajío

Ambulantes tolerados invaden la Zona Piel

En los últimos meses, el número de permisos para vendedores ambulantes pasó de 270 a mil 200, afirman los comerciantes establecidos formalmente.
ROCÍO HERNÁNDEZ MONREAL
20 julio 2015 11:23 Última actualización 20 julio 2015 11:24
Eduardo Bujáidar Muñoz

Eduardo Bujáidar Muñoz, líder de los comerciantes establecidos de la Zona Piel. (Foto: Rocío Hernández Monreal)

LEÓN, Gto.— Al cierre de la administración de la alcaldesa Bárbara Botello Santibáñez, la instalación de comerciantes ambulantes en la Zona Piel se ha salido de control, ya que de 270 permisos que se habían otorgado, ya son mil 200 las personas que están comercializando diferentes productos en la zona, provocando el cierre del 40 por ciento de los locales en las plazas.

En entrevista para EL FINANCIERO Bajío, el líder de los comerciantes establecidos de la Zona Piel, Eduardo Bujáidar Muñoz, afirmó que en los últimos meses ha aumentado el número de permisos de los denominados “tolerancias”, que no son documentos formales.

Éstos son dados por los directores de la Secretaría de Economía y la Dirección de Comercio y Consumo, antes conocida como Dirección de Mercados, y al tener los ambulantes dicho papel, los inspectores no pueden impedirles que realicen su labor.


Bujáidar Muñoz señaló que los comerciantes establecidos, además de estar preocupados por la afectación patrimonial que la situación les ha generado, están molestos porque no se ha respetado el acuerdo al que llegaron con la Presidencia Municipal, que se comprometió a regular el problema antes de que la exalcaldesa Botello dejara su cargo para irse por una diputación plurinominal.

Explicó que sobre el bulevar Hilario Medina, considerada vía primaria ya que es donde se ubica la Central Camionera, no debería instalarse ningún ambulante, sin embargo, hay algunos que no hacen caso.
El líder gremial afirmó que el desorden no sólo se registra en la Zona Piel, sino que también ya llegó al Centro Histórico, donde ya no se hace trabajo de inspección.

Aseguró que las áreas públicas, como las banquetas, están invadidas; y los lugares de estacionamiento están apartados con mesas y sillas, sin que la Dirección de Tránsito haga algo.

Añadió que la Policía Municipal es la única que ha hecho su trabajo, y ésta se mantiene en continua comunicación con los más de 15 mil comerciantes establecidos.

Martha Vargas, encargada de un local de calzado, comentó que muchas personas buscan ahorrarse los gastos que implica tener un establecimiento formal, y prefieren llegar en una camioneta, abrir la cajuela y vender sus productos. Agregó que esta competencia desleal les representa pérdidas de hasta un 50 por ciento.

Bujáidar Muñoz señaló que es urgente que se ponga un alto antes de que finalice la administración interina, ya que con ello se evitaría que el nuevo gobierno se lave las manos al decir que fue la administración pasada la que generó compromisos.

Informó que en esta semana tendrán una reunión con el alcalde Octavio Villasana Delfín, a quien le entregarán un escrito donde se deja ver el malestar que tienen los comerciantes formales de la Zona Piel ante la competencia desleal.