Bajío

Va SLP por pago de reparación del daño y penalizaciones en caso Ford

La Secretaría de Finanzas había estimado en junio pasado que la llegada de la armadora estadounidense significaría para el gobierno estatal una inversión de dos mil millones de pesos.
Martha Zaragoza
04 enero 2017 6:34 Última actualización 04 enero 2017 6:58
gobernador slp

El gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, acompañado del secretario de Finanzas, José Luis Ugalde y de Desarrollo Económico, Gustavo Puente Orozco.

SAN LUIS POTOSÍ.- Aun aun no se tiene con exactitud la cifra que Ford Motor Company deberá de reintegrar al gobierno de San Luis Potosí como parte de las cláusulas del convenio firmado en caso de cancelación de construcción de la planta, sin embargo ya se está trabajando para determinarla, y deberá de incluir reparación del daño y penalizaciones.

De acuerdo con estimaciones del secretario de Finanzas, José Luis Ugalde, la llegada de la armadora significaría en total una inversión de dos mil millones de pesos para el gobierno estatal. Tan sólo el terreno, 280 hectáreas con todos los servicios e infraestructura ubicadas dentro del Parque Industrial Word Trade Center (WTC) Industrial 2, en el municipio de Villa de Reyes, tuvo un costo de mil 27 millones de pesos.

El gobierno estatal se encontraba precisamente en el proceso de concluir con el pago del terreno.


Del total del terreno para la armadora, 220 hectáreas serían adquiridas por el gobierno estatal, en tanto que las 60 restantes se obtuvieron a través de una donación del Ayuntamiento de Villa de Reyes.

Con la cancelación, Ford Motor Company deberá pagar los recursos destinados a la compra del terreno, más algunos extras que también están considerados dentro del convenio firmado con el gobierno potosino, como restauración de los daños generados tanto al estado como al municipio, además de cubrir las penalidades establecidas

Según el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Gustavo Puente Orozco, todavía se tiene que hacer, junto con la Secretaria de Finanzas, una cuantificación precisa de los recursos que se destinaron para este proyecto, los cuales deberán reintegrados en su totalidad.

A diferencia de la llegada de otras armadoras, como es el caso de General Motors y BMW, el gobierno potosino no había adquirido ninguna deuda para cubrir los gastos por la instalación de Ford.

El secretario de Finanzas destacó que en este caso se hizo un esfuerzo para comenzar a pagar con recurso propio los requerimientos de la empresa y hasta el final, en caso de ser necesario, tomar la decisión sobre la pertinencia de solicitar un crédito.