Bajío

Subutilizada, la red de fibra óptica de Querétaro

Ya está lista la carretera que conduce a la ciudad inteligente, pero falta definir los proyectos y crear la infraestructura que permita transitar por ella, dice Juan Carlos Nieves, director de Sistemas del municipio. 
SIRSE ROSAS
03 noviembre 2015 8:16 Última actualización 03 noviembre 2015 8:21
Juan Carlos Nieves

Juan Carlos Nieves, director de Sistemas del municipio de Querétaro. [Sirse Rosas]

QUERÉTARO, Qro.— La red de fibra óptica del municipio capitalino se encuentra subutilizada, pero es la base de la ciudad inteligente a la que aspira convertirse.

Juan Carlos Nieves, director de Sistemas del municipio, dijo que el anillo es sólo el canal por el que se comunican los datos, por lo que para hacer realidad la smart city, es necesaria toda la infraestructura física; es decir, los sensores y el equipo que permitiría brindar servicios a la población.

“El espíritu con el que fue creado este proyecto es que muchos servicios pudieran viajar a través de esta fibra óptica; nada de eso está, sólo la carretera”.


Indicó que éste es un proyecto de toda la administración municipal; es decir, que en algún momento la Secretaría de Seguridad Pública pudiera solicitar acceso a este anillo para un proyecto de semaforización, por ejemplo; y así todas las dependencias ir ampliando o mejorando sus servicios, haciendo uso de esta infraestructura.

La red de fibra óptica consta de 40 carriles y 120 kilómetros de extensión, y de acuerdo con el funcionario, actualmente sólo se están ocupando dos pares de hilos por parte del municipio, y otros más por dependencias del estado, teniendo libres entre ocho y 10 pares.

Las dependencias estatales que transitan a través de este anillo son la Procuraduría General de Justicia, la Unidad de Servicios para la Educación Básica, el C4, la Comisión Estatal de Aguas y el Registro Público de la Propiedad, entre otras.

Esta red conecta a todas las dependencias, y en algún momento podría extenderse a “enlazar servicios de internet en algunas luminarias y en algunos centros de recolección de basura, donde se pudiera tener lo que ahora llaman internet de las cosas”.

“Su crecimiento dependerá del crecimiento de la ciudad a largo plazo; es decir, que actualmente pudiera estar subutilizado; sin embargo, al ser un proyecto a futuro, eventualmente se iría ocupando.”

UTILIZACIÓN POR TERCEROS

Cuando fue inaugurado el proyecto –en febrero pasado–, la administración anterior planteó la posibilidad de arrendar algunos de los hilos de la red para que el municipio pudiera hacerse de recursos adicionales; sin embargo, el actual gobierno no considera esta opción.

Nieves precisó que “la función del gobierno no es hacer dinero, no es un beneficio económico”, por lo que la utilización por parte de un tercero podría darse únicamente en caso de que el municipio fuera incapaz de prestar algún servicio específico.
.