Bajío

¿Son los posgrados garantía de éxito económico y profesional?

Una persona con maestría puede ganar 20% más que alguien con licenciatura, pero no todos los posgrados tienen demanda en el mercado laboral.
Sirse Rosas
09 marzo 2015 8:2 Última actualización 09 marzo 2015 8:3
UTEQ

Sólo 20% de los licenciados o ingenieros estudian alguna maestría o especialidad

QUERÉTARO, Qro.— Sólo 2 de cada diez egresados de una licenciatura o ingeniería deciden continuar con un posgrado, motivados por obtener un mejor empleo y, por ende, mejores ingresos, de acuerdo con el gerente de posgrado del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), Salvador Pérez-Arce Silva.

En general, los ingresos de una persona con ese tipo de estudios pueden ser 20 por ciento superiores a quienes sólo cuentan con una licenciatura.

Sin embargo, un eventual incremento en el salario depende del tipo de maestría que se estudie y la demanda en el mercado.


Es por eso, comentó Pérez-Arce, que los centros de investigación e instituciones educativas deben llevar a cabo un estudio de pertinencia en el mercado antes de abrir posgrados, para que quienes los cursen encuentren empleo, ya que un posgrado les da un mayor valor en el mercado.

“Depende del tipo de maestría que estudie, ya que también es una situación de mercado, entonces hay que tener cuidado: no abramos maestrías de cualquier cosa, porque si no hay mercado para ellos, entonces las empresas no les van a pagar porque hay mucha competencia y la necesidad hace que acepten sueldos más bajos”, dijo.

Hoy en día, sostuvo, el área de la tecnología es la que mayor demanda tiene de gente preparada, aunque las maestrías de la administración e ingeniería son las que más buscan los estudiantes. En la actualidad, 280 personas estudian un posgrado en el Cidesi.

El rector de la Universidad Tecnológica del Estado de Querétaro (UTEQ), Salvador Lecona Uribe, expuso que la demanda actual de personal capacitado se da sobre todo en el manejo de materiales y nanotecnología, por lo que dicha institución académica ya considera integrar esos estudios a su oferta académica de posgrado.

Lo importante, añadió es que los programas de especialidades, sobre todo los de corte tecnológico, cuenten en primer lugar con los recursos, materiales, equipos y laboratorios para poderlos desarrollar y que los profesores que lo impartan tengan la experiencia suficiente y necesaria para enseñarlos.

“Nosotros tenemos una base de por lo menos diez doctores, lo que permite afianzar un programa de posgrado, analizando en dónde se tendría la mayor incidencia con estos programas.”

Los requerimientos del mercado se centran fundamentalmente en la industria metalmecánica y manufacturera, con temas de producción y manejo de materiales.

VISIÓN ADMINISTRATIVA

El rector de la Universidad Tecnológica de San Juan del Río (UTSJR), Víctor Manuel Sánchez Cabrera, señaló que hay una gran demanda de gente preparada en temas económico-administrativo; es decir, que además de tener conocimientos en el área técnico-ingenieril, tenga habilidades y competencias administrativas.

“Las empresas requieren gente preparada pero con una visión administrativa”, indicó.

Por ello, como universidad y con base al modelo de universidades tecnológicas, dijo, existe la obligación de enfocarse no sólo a la generación del conocimiento desde el punto de vista básico, sino egresar profesionales con una visión de negocio y empresarial que puedan apoyar al empresario que los contrata.

Asimismo, crece la demanda de especialidades enfocadas al ahorro de energía y materiales.

“En la UTSJR está muy avanzada la unidad de investigación, que cuenta con un espacio en donde se tendrá la posibilidad de equipar con instrumentos de primer nivel, principalmente en el tema de energía”.
El proyecto es ofrecer dos posgrados, previo análisis de la coordinación: uno en el tema de energías y otro en el área económica-administrativa.