Bajío

Sistema RedQ, con           los días contados

El gobernador electo, Francisco Domínguez, ha propuesto desaparecerlo, y en su lugar implementar un esquema de carriles confinados con estaciones alimentadoras. El proyecto incluye renovación de flota, ciclovías y desarrollo de infraestructura vial.
SIRSE ROSAS
09 julio 2015 11:42 Última actualización 09 julio 2015 11:46
RedQ

RedQ integró a las 12 empresas concesionarias del transporte público en una sola. (Foto: Lourdes Durán)

QUERÉTARO, Qro.— Luego de que el sistema de transporte colectivo de la capital queretana, RedQ, fuera catalogado como un fracaso tanto por usuarios como por expertos en movilidad, se prevé que desaparezca con la llegada de la nueva administración estatal, dándole lugar a una reingeniería que buscaría crear un esquema sustentable para los próximos 15 años.

De acuerdo con el Proyecto de Movilidad Urbana “Que nada nos detenga”, del ahora gobernador electo Francisco Domínguez Servién, es viable la implementación de un sistema de carriles confinados con estaciones alimentadoras; y para desarrollarlo se contemplan cinco ejes básicos —programa de cultura vial, infraestructura básica para la movilidad integral, rutas de movilidad, centros de conexión, obras de infraestructura vial—, que estarían acompañados de 20 acciones específicas.

“Es un modelo factible de implementar en el corto plazo, y tiene como premisa dotar toda la zona conurbada de Querétaro y San Juan del Río de un sistema innovador y eficiente con soluciones puntuales al problema existente. También tiene una visión de futuro: el proyecto implementado tendrá la versatilidad para albergar en mediano y largo plazo sistemas complementarios de transporte público”, apunta la propuesta.


La nueva flota de transporte será moderna, segura, eficiente, cómoda y ecológica; tendrán sistemas automatizados para accesibilidad universal y portabicicletas para una autentica integración. Se incorporará el sistema GPS y control de velocidad; y un esquema donde gobierno y concesionarios de transporte recuperemos la capacidad de gestión y administración”, agrega.

También contaría con opciones eficaces de pago con tarifas preferenciales para estudiantes, y servicio gratuito para adultos mayores y personas con capacidades diferentes; y las paradas estarán ubicadas en puntos estratégicos de acuerdo a la demanda.

En cuanto a la implementación de ciclovías, Domínguez Servién señaló que los primeros circuitos serán construidos en el Centro Histórico, para posteriormente salir a la periferia.

La propuesta contempla también un sistema de semaforización inteligente que permitirá que el transporte público tenga un mayor flujo, sea eficiente y ágil, y a velocidad controlada.

Para una mayor efectividad, las nuevas rutas del transporte público se dividirán en primarias y secundarias. Las primeras correrán por las principales vialidades: 5 de Febrero, Universidad, Corregidora, Ignacio Zaragoza, Constituyentes, Pasteur, Bernardo Quintana y la carretera México-Celaya. Las secundarias serán las rutas de menor escala que se encargarán de distribuir a los usuarios a sus destinos particulares sin ningún costo extra y con “horarios convenientes”.

Durante el primer año de la nueva administración, se desarrollará infraestructura regenerativa en diversas vialidades, y se construirán nuevas para el desahogo de los principales accesos de la ciudad.

Las vialidades regeneradas serán la avenida 5 de Febrero, Zaragoza, Tlacote, Universidad, Epigmenio González, Revolución y el boulevard Bernardo Quintana; así como la modernización de Avenida de la Luz y del Acceso III, y la construcción del Anillo II Poniente.
SIDE

La historia de un esquema fallido

RedQ inició operaciones en el segundo semestre de 2013 y como parte de su nuevo esquema de operación, integró a las 12 empresas concesionarias en una sola, la cual opera como sociedad anónima y es la encargada de recopilar las ganancias que se generan, para después dividirlas de acuerdo a las acciones con las que cuenta cada empresa.

El número de total de acciones ascendieron a alrededor de mil 500, repartidas entre mil 100 socios, lo que de acuerdo con el Instituto Queretano del Transporte (IQT), representaba un modelo benéfico y redituable.

Esta modernización contempló también la reducción del número de unidades que prestaban el servicio antes de RedQ, es decir, que se pasó de mil 494 camiones a mil 70 unidades, las cuales atenderían a cerca de 630 mil usuarios que demandan el servicio diariamente.

Con una tarifa de 3.50 pesos para usuarios preferenciales, y 6.50 para el usuario regular, RedQ tendría una recaudación diaria estimada en más de tres millones 792 mil pesos.

Pese a que se esperaba una mejora en el servicio, el cual también contemplaba la capacitación de choferes, son constantes las críticas y quejas sobre la calidad y las afectaciones causadas por la reducción de la flotilla, lo que ocasiona que no todos los usuarios puedan hacer uso de este tipo de transporte.

Ante este panorama, el coordinador de la maestría en vías terrestres y movilidad de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Saúl Obregón Biosca, señala necesidad de que el transporte público sea universal y accesible para todas las personas, para evitar que se convierta en un elemento de exclusión social.

A decir del experto, la utilización del transporte público se ha reducido, y ha pasado de un 44.9 por ciento a sólo el 31.7 por ciento.

Ante ello, el uso del automóvil particular en la entidad pasó de 21.7 a 30.33 por ciento, y para quienes viajan como acompañantes, esta cifra incrementó de 0.82 a 6.38 por ciento.

El uso del autobús de la empresa también tuvo un repunte importante, al pasar de 9.43 a 15.32 por ciento.

“transporte_B2540"