Bajío

SGS se alista para oleada de certificación de empresas aeronáuticas

En México, la mitad de las empresas que operan en el sector están certificadas y todas tienen que ir a la nueva versión de la norma antes del 14 de septiembre de 2018.
Perla Oropeza
09 octubre 2017 9:1 Última actualización 09 octubre 2017 9:10
Ismael Alvarado, SGS

Ismael Alvarado, director de la División de Transportación en SGS México.

Para 2018 todas las empresas del sector aeronáutico actualmente certificadas bajo el parámetro internacional de la serie AS 9100 tendrán que hacer la transición a la nueva versión de la norma, por lo que SGS México se prepara para atender este mercado, así como atraer a las pequeñas y medianas empresas que aún no cuentan con el distintivo.

Ismael Alvarado , auditor líder certificado en sistemas de gestión de calidad y director de la División de Transportación en SGS México, expone que en la actualidad hay en el país 325 empresas del sector aeronáutico establecidas principalmente en cinco estados de la República: Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro y Sonora.

En México, comenta, la mitad de las empresas que operan en el sector están certificadas y “todas ellas tienen que ir a la nueva versión de la norma y habrán de contratar servicios como los de SGS”.

Alvarado explica que las normas son actualizadas cada cierto tiempo por la Organización Nacional de Estandarización, y en este caso la revisión se debe realizar antes del 14 de septiembre de 2018. “Todas esas empresas que ya estén certificadas en la revisión anterior C tienen que hacer la transición a la nueva revisión, que es la D.”

La certificación comprueba que se cumple con los requisitos de un sistema de gestión de calidad, como lo es ISO 9000 y se complementa con los requerimientos adicionales de la industria aeroespacial.

La AS 9100 se aplica al sistema de gestión de fabricantes de piezas para aeronaves y es un estándar para la AS 9110, dirigida a las empresas que se dedican al mantenimiento de aviones privados, militares y comerciales, y la AS 9120, que aplica para los distribuidores de la aviación, espacio y defensa.

SGS, informó, es una empresa que cuenta con 23 oficinas y más de 500 empleados en México, donde da servicios a sectores como agroalimentos, industria, minerales, petróleo, gas y productos químicos, productos de consumo y automotriz.

Ismael Alvarado habló de las ventajas de obtener la certificación. “Una de ellas es que una vez que te haces proveedor de esa industria amarras contratos a diez o 15 años.”

Sin embargo, la más importante es la reducción de errores o fallas en los procesos, pues un problema en pleno vuelo puede resultar fatal.


Demostrar una gestión de calidad efectiva permite obtener una licencia para comercializar los productos y servicios y tener acceso a la base de dato del sistema de proveedores de información en línea OASIS (Online Aerospace Supplier Information System), donde los grandes armadores eligen a quién realizar compras.

La certificación para una empresa que arranca de cero tarda entre seis y ocho meses. Una vez obtenida, está sujeta a visitas de revisión semestrales o anuales. Cada certificación dura tres años.

SGS, informó Alavarado, tiene paquetes especiales para pequeñas y medianas empresas. “Para las Pymes resulta un reto adicional lograr un certificado de este tipo, porque se requiere de financiamiento, de cierto entrenamiento y perfil; sabemos que tienen presupuesto limitado y menos tiempo para poner el tema de gestión de calidad, es por ello que ofrecemos un paquete que puede adaptarse a recibir únicamente los servicios y productos que se necesitan, es decir, eliminamos los costos innecesarios y la complejidad para lograr la certificación.

“Entendemos la realidad que predomina en México, SGS se ajusta para poder apoyar a las Pymes para que también puedan participar en este tipo de industria y no sólo sean las medianas y grandes empresas.”

El precio varía dependiendo del número de empleados y locaciones, así como la complejidad de los procesos, pero se parte de una base de cinco mil a siete mil dólares, comentó.

Sobre Querétaro, expuso que es un mercado muy importante para su empresa, pues tiene entre sus clientes a Bombardier. “Estamos trabajando muy de la mano con las principales armadoras automotrices y las principales empresas aeroespaciales no sólo para certificarlos a ellos sino también para desarrollar y certificar sus cadenas de suministro.”

De acuerdo con un estudio de la Secretaría de Economía, Querétaro tiene más de 30 empresas del sector aeroespacial, las cuales colocan exportaciones anuales por cerca de 700 millones de dólares-. “Querétaro está creciendo y tomando una participación muy importante en el sector aeroespacial”, concluyó Alvarado.