Sesgos del pensamiento y la toma de decisiones / I
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sesgos del pensamiento y la toma de decisiones / I

COMPARTIR

···

Sesgos del pensamiento y la toma de decisiones / I

La desviación del proceso mental puede retribuir beneficios si se sabe utilizar

Opinión Bajío /Ricardo Trejo Nava*
06/09/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En la vida cotidiana los seres humanos formamos juicios y tomamos decisiones constantemente, sin embargo en muchas de las ocasiones nuestros pensamientos carecen de la estadística intuitiva. El siguiente es un buen ejemplo de la ausencia de dicha intuición.

Un individuo fue descrito de la siguiente manera: Steve es muy tímido y retraído, siempre servicial, pero poco interesado por la gente o por el mundo real. De carácter disciplinado y metódico, necesita ordenarlo y organizarlo todo, y tiene obsesión por el detalle. ¿Es probable que Steve sea un bibliotecario o un agricultor?

La semejanza de la personalidad de Steve con la de un bibliotecario estereotipo es algo que a todo el mundo le viene inmediatamente a la mente, pero las condiciones estadísticas, igualmente de relevantes, son casi siempre ignoradas, concluyeron D. Kahneman y A. Tversky en un ensayo titulado “Judgement Under Uncertainty: Heuristics and Biases”.

De acuerdo con los autores, en Estados Unidos hay más de 20 agricultores por cada bibliotecario; habiendo más agricultores, es más probable que habrá más “tipos disciplinados y metódicos” en tractores que en mostradores de bibliotecas.

La respuesta a estas preguntas, según los autores, suele confiarse de forma típica en la heurística de la representatividad, que hace que las personas concluyan por similaridad (recuerde el estereotipo del bibliotecario) como si lo hicieran por probabilidad. Este sesgo del pensamiento por representatividad o similaridad se deriva de las siguientes condiciones.

Insensibilidad a resultados probabilísticos previos. Si las personas evalúan la probabilidad por la representatividad, las probabilidades previas serán ignoradas.

En otras palabras, siguiendo el ejemplo anterior, si a las personas se les menciona la proporción de que hay 20 agricultores por cada bibliotecario, sin mayor información adicional, no tendrán problema en concluir a la siguiente pregunta: Steve fue elegido al azar para llevar a cabo un estudio de su condición laboral y sus ingresos ¿Qué es más probable, que Steve sea agricultor o bibliotecario? La respuesta sería seguramente agricultor.

Sin embargo, cuando se agrega información de que Steve es “disciplinado, metódico y retraído” –aun cuando esta descripción no es informativa- las proporciones descritas previamente (20 agricultores a un bibliotecario) son ignoradas y se concluye que es bibliotecario.

En la vida cotidiana es común encontrar impulsos que apelan a los estereotipos, por ejemplo el marketing político y/o el comercial hacen frecuentemente uso de esta distorsión del pensamiento.

La desviación del proceso mental puede retribuir beneficios si se sabe utilizar; sin embargo, si su estrategia de negocios o toma de decisiones se basa en la heurística de la representatividad, corre el riesgo de concluir en la dirección equivocada.

*Director general de Forecastim SC y editor de la revista Triángulo Industrial Bajío.

rtrejo@forecastim.mx