Bajío

Sector franquicias crece 13% en Querétaro

La entidad tuvo un desempeño superior al promedio nacional y de otras entidades de la región del Bajío, que tuvieron un aumento de entre 8 y 9 por ciento, aproximadamente.
Lucero Almanza
09 enero 2017 13:36 Última actualización 09 enero 2017 13:37
Aranday & Asociados

César Aranday Martínez, consultor. [Archivo]

Más allá de los segmentos tradicionales –como el de alimentos-, el sector de franquicias en Querétaro ha atacado nuevos nichos de negocio como el de salud, mercado infantil, educación y tecnología, donde en algunos casos ha incrementado su participación de mercado en un porcentaje de dos dígitos.

De acuerdo con César Aranday Martínez, director de la consultoría Aranday & Asociados, los segmentos de negocio que más se están desarrollando en el estado son en el sector salud y actividades relacionadas con el tema de bienestar, educación y mercado infantil, así como decoración, vivienda, sector financiero, y tecnología y desarrollo de energías sustentables.

El sector de franquicias en Querétaro cerró el 2016 con un crecimiento de alrededor de 13 por ciento, esto es entre 3 y 4 puntos por arriba de la media nacional, destacó.


La entidad se ubicó por arriba también del promedio de la región del Bajío, que reportó un aumento de entre 8 y 9 por ciento, aproximadamente.

En entrevista, Aranday consideró que el sector tuvo un resultado positivo en términos generales a nivel nacional a lo largo del año pasado, con algunos claroscuros en la zona, sobre todo por un menor dinamismo en estados como Guanajuato y Michoacán.

“Fue un año un poco complicado, arrancó bien pero en el transcurso de algunos meses, en el tema de venta de franquicias hubo un crecimiento un poco más lento, pero al final, en resumen lo considero positivo”, sostuvo.

En el caso de Querétaro, el consultor indicó que el avance del sector franquicias es reflejo de la actividad económica que presenta la entidad, con una mayor estabilidad y crecimiento en los últimos años; así como en avance poblacional y otras condiciones de competitividad en aspectos de logística y seguridad.

Además muchas de las franquicias a nivel nacional tienen considerado al estado como una de sus metas fundamentales dentro de sus planes de expansión.
El consultor indicó que a lo largo de 2016, el estado reportó 80 nuevos puntos de venta, con lo cual se suman poco más 700 establecimientos en franquicia de diversos giros en Querétaro. De éstos, 90 por ciento se concentra en el área conurbada de la capital del estado.
Actualmente, la entidad cuenta con 40 marcas locales que están ya franquiciando su negocio, muchas de ellas iniciando, y muy pocas participando en el mercado fuera del estado, reconoció.

DIFÍCIL 2017

Para este año, el director de Aranday & Asociados estimó un panorama difícil, debido a la coyuntura económica nacional, con una mayor presión financiera y aumento en precios. Esto implicaría una baja en el crecimiento del sector de alrededor de tres puntos porcentuales.
Aunque, consideró que la situación puede significar también áreas de oportunidad para los empresarios.

“Vienen tiempos difíciles, que es lo que más nos preocupa en el sector, lo que puede venir en 2017 tanto para el tema de expansión de franquicias como es el desarrollo de nuevas marcas.

“Significará nuevas oportunidades para muchos nichos, adecuaciones para nuevos conceptos, cuidando aspectos de inversión, de que los precios no se tengan que subir, cambiando de proveedores en algunos casos (...) reacomodándose el sector para poder enfrentar este 2017”, aseveró.