Bajío

Se suma el Bajío al decálogo por la paz

En 13 municipios de Guanajuato se trabaja con un mando único, asegura Márquez; en Querétaro, las policías operan como una sola, respetando autonomías, dice Calzada
Édgar Amigón Domínguez
28 noviembre 2014 10:21 Última actualización 28 noviembre 2014 10:24
Guanajuato. Foto: Perla Oropeza

En Guanajuato los tres órdenes de gobierno trabajan de forma coordinada en materia de seguridad, dice el gobernador, Miguel Márquez. (Perla Oropeza)

Los gobiernos del Bajío manifestaron su apoyo a las medidas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto para la seguridad y la justicia en México, al considerar que con ello se mejorará el Estado de derecho, además de que se fortalecerá la lucha contra el crimen organizado y su complicidad con autoridades municipales, estatales y federales.

Al término del acto celebrado en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, declaró que el pronunciamiento del jefe del Ejecutivo está dirigido a combatir las causas de los fenómenos de la delincuencia que se está viviendo en algunas partes de la República.

“Una de ellas es reforzar sobre todo a aquellos estados con mayor pobreza, establecer el mando único en aquellos estados donde así lo requiere de manera apremiante hoy y, también, trabajar en el Sistema Nacional Anticorrupción que es la causa concreta”, dijo el mandatario estatal.


En entrevista con el Financiero Bajío, explicó qué medidas se han adoptado en su estado para combatir este ilícito. “Nosotros ya tenemos 13 municipios en el mando único, hay una excelente coordinación con los tres órdenes de gobierno y eso nos ha permitido trabajar de manera conjunta; hay una excelente comunicación”.

Recordó que las autoridades de seguridad de la entidad conocen bien el terreno que pisan los delincuentes, sabemos dónde duele y “se irán incorporando más municipios al mando único. Yo creo que sobre todo debe ser coordinación única, que eso es lo importante y eso te lleva al mando único, respetando indudablemente las autonomías, pero ahora con esta reforma constitucional lo hará más fácil”.

Por su parte, el gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa, opinó que el mensaje del presidente Peña Nieto gira en dos vertientes: primero tiene que ver con la aplicación de la ley, con el Estado de derecho y con el fortalecimiento de las estrategias en materia de seguridad.

“La segunda corre en el ámbito económico, en el ámbito regional, en el ámbito de reconocer la inequidad que históricamente han existido entre las regiones, tenemos un norte próspero, un Bajío estable y otros estados que han tenido problemas económicos y eso genera tensión social, porque hay pobreza”, explicó.

Respecto a la situación en la entidad, señaló que los cuerpos de seguridad han venido operando como mando único desde hace mucho tiempo, porque hay una magnífica colaboración con los alcaldes y las policías están prácticamente homologadas entre los municipios del estado; ganan salarios y tienen prestaciones similares y cuentan con buen armamento; tienen capacitación, es decir, operan como una policía única sin serlo en mando.

Reconoció que en Querétaro también hay problemas, sin duda alguna, “pero me parece que uno de los grandes ingredientes para tener un Querétaro seguro y en paz tiene que ver con que tenemos buenos cuerpos policíacos; es gente honesta, capaz, talentosa, cuando alguien se aparta de estas tres líneas entonces vienen castigos y separaciones sin duda”.

Finamente, el gobierno de San Luis Potosí emitió un comunicado en donde señala que el jefe del Ejecutivo estatal Fernando Toranzo Fernández, considera que las diez acciones y reformas para mejorar la impartición y la procuración de justicia en el país, anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto, están dirigidas a mejorar el Estado de derecho e impedir la infiltración del crimen organizado en los gobiernos municipales, así como medidas anticorrupción y de transparencia.

El gobernador potosino manifestó el respaldo de su gobierno a las medidas que emprenderá a corto y mediano plazo la Presidencia de la Republica, con el fin de mejorar las condiciones de seguridad y justicia en las 32 entidades federativas.