Bajío

Se registró la lluvia más intensa en los últimos 29 años en Querétaro

El acumulado del agua que cayó en la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre fue equivalente al 97 por ciento de lo que normalmente se espera que llueva en todo un mes.
Alan Contreras
02 octubre 2017 7:44 Última actualización 02 octubre 2017 7:44
Inundaciones en Querétaro

Inundaciones en Querétaro

QUERÉTARO, Qro.— De acuerdo con las estadísticas de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), el acumulado del agua que cayó en la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre fue equivalente al 97 por ciento de lo que normalmente se espera que llueva en todo un mes.

En reunión de seguimiento al Plan de Acción, establecido para apoyar a los damnificados en los municipios afectados, autoridades de los tres órdenes de gobierno identificaron que las lluvias del 26 y 27 de septiembre, de 100 milímetros de precipitación, fueron las más intensas en los últimos 29 años y que si bien la infraestructura hidráulica funcionó, se vio rebasada por tal cantidad de agua.

Enrique Abedrop Rodríguez, vocal ejecutivo de la CEA, y Jorge Lobo Crenier, delegado de Conagua, encabezaron la reunión de seguimiento en la que representantes de la Unidad de Protección Civil y del municipio de Querétaro revisaron los avances.


Explicaron que los 13 bordos que opera la CEA en la Zona Metropolitana estaban a un promedio de 45 a 50 por ciento de su capacidad un día antes de las lluvias, y aunque el día de la contingencia algunos llegaron al 100 por ciento de su capacidad, bajaron sus niveles debido a los trabajos de desfogue.

“Esto significa que los bordos de regulación estaban cumpliendo su labor eficientemente y que en caso de una lluvia de parámetros normales, no debe haber problemas como los de esta semana. En el caso del Bordo Argentina, ahora se encuentra a 5 por ciento”, señaló Abedrop Rodríguez.

Agregó que la cantidad de agua que cayó rebasaría la capacidad de cualquier ciudad en cualquier país del mundo.

También, los funcionarios explicaron que no se puede evitar que se inunden las zonas cercanas a cuerpos de agua.

Las autoridades de CEA y Conagua coincidieron en que la infraestructura de cuerpos de agua en toda la entidad y a su cargo se encuentra en buenas condiciones. No obstante, se mantienen trabajos de mantenimiento y limpieza.

Por otro lado, se destacó que la presa derivadora de San Juan del Río no es una obra de regulación por lo que el agua que escurrió por el río se debió a la cantidad de lluvia y no por falla de infraestructura.
Consecuentemente, en coordinación interinstitucional de los tres niveles de gobierno, se lleva a cabo el monitoreo constante de los cuerpos de agua.

Mientras tanto, las autoridades siguen apoyando a todas las colonias afectadas con el destape de drenes, sacando el agua de las casas y llenando costales de arena de manera preventiva.