Bajío

Se levanta la huelga de burócratas en Cadereyta

Tras un mes en huelga, trabajadores adscritos al municipio de Cadereyta de Montes retiraron las banderas rojinegras de los principales accesos a las oficinas municipales.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
30 julio 2015 13:31 Última actualización 30 julio 2015 13:31
huelga Cadereyta

El paro de labores de los burócratas en Cadereyta inició el pasado 29 de junio. (Foto: 7Foto)

QUERÉTARO, Qro.— Tras un mes en huelga, trabajadores adscritos al municipio de Cadereyta de Montes retiraron las banderas rojinegras de los principales accesos a las oficinas municipales, poniendo fin al paro laboral que desde el pasado 29 de junio se suscitó en la demarcación.

Fue hasta ayer que el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento, según confirmó el representante legal de los trabajadores, Edgar Rivera García.

El acuerdo que pone fin al conflicto estableció el pago de un millón 583 mil pesos por parte de la administración municipal, cantidad que será destinada al pago de prestaciones en favor de los trabajadores.


A su vez, el DIF municipal depositó 92 mil pesos por el mismo concepto.

“Se estipularon en el convenio diversas prestaciones pendientes por pagar en fechas próximas, como son salarios caídos de quienes estuvieron en huelga, y estímulos por antigüedad para algunos trabajadores. La cantidad asciende a cuatro millones 857 mil pesos, entre lo que ya se la había dado al sindicato, lo que se pagó ahora y lo que está por pagarse”, informó Rivera.

El abogado recordó que el sindicato retiró cuatro cláusulas del pliego petitorio, correspondientes a honorarios, vivienda, comisiones y penalizaciones.

Dichas cláusulas sumaban alrededor de cuatro millones de pesos a la cifra antes referida, de tal forma que la disputa original entre los trabajadores y el Ayuntamiento giraba en torno al pago de cerca de nueve millones de pesos.

“Esas cláusulas quedaron pendientes; el sindicato decidió retirarlas del pliego para no entorpecer las negociaciones, y porque consideró que no es el momento procesal oportuno para su reclamo. En su momento el sindicato me indicará cuándo se procederá en este sentido”, explicó.

El compromiso de pago por parte de la autoridad municipal se fijó, en el caso de los estímulos por antigüedad, en cinco días hábiles a partir de que se liberara la presidencia municipal.

En el caso de los salarios caídos, estos se irán pagando de manera gradual de aquí al 21 de agosto, detalló.

De acuerdo con Rivera García, existe el compromiso por parte del Ayuntamiento de saldar las cantidades pendientes antes de que concluya la actual administración.

Por el momento, afirmó, los trabajadores quedan satisfechos y en la mejor disposición de mantener una buena relación con las autoridades municipales.