Bajío

San Luis Potosí reestructurará deuda por 3 mil 685 mdp

El pleno del Congreso aprobó la solicitud presentada por el gobernador Juan Manuel Carreras; no será renegociado el crédito adquirido para cubrir gastos por la llegada de BMW.
MARTHA ZARAGOZA
06 noviembre 2015 7:41 Última actualización 06 noviembre 2015 8:1
Congreso SLP

El Congreso condicionó su aprobación a que se pague capital y no sólo intereses desde la primera mensualidad, así como asegurar las mejores condiciones crediticias. [Especial]

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- El Congreso local aprobó por unanimidad la propuesta presentada por el gobernador Juan Manuel Carreras López para reestructurar dos créditos con la banca comercial, que de acuerdo con la Secretaría de Finanzas sumaban al 30 de septiembre tres mil 685 millones 637 mil 872 pesos.

Durante la sesión del Legislativo se informó que la reestructuración incluye un crédito con Banorte por dos mil 246 millones 506 mil pesos, y el otro con Santander, por mil 439 millones 132 mil pesos.

Esta negociación no incluirá un segundo crédito contratado con Banorte, por 729 millones 264 mil pesos, que fue adquirido para apoyar la instalación de la armadora BMW en la entidad. La deuda del estado con instituciones bancarias suma 4 mil 414 millones 902 mil pesos.


En su solicitud, el Ejecutivo explicó que una de las razones por las que se hace necesaria la reestructuración es que el Fondo General de Participaciones Federales, principal fuente de pago de la deuda pública, registró una desaceleración desde junio del 2014, debido a la caída en los precios del petróleo, lo que ha representado una disminución de 563 millones de pesos a septiembre 2015, a lo que se suma el recorte del gasto federal para el 2016.

Además el peso de las amortizaciones de los créditos de deuda pública directa para la actual administración se ven incrementados de manera negativa con respecto a las realizadas por administraciones anteriores, lo que genera una presión adicional de gasto en el servicio de la deuda.

De no renegociar la deuda, añade, se tendría que recurrir al endeudamiento de corto plazo para cubrir los compromisos, o al incremento de los ingresos del Estado vía nuevos impuestos o alzas en los ya existentes.

Por su parte, el secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, reconoció que hay desconfianza por el manejo de la deuda que se ha hecho en anteriores administraciones; sin embargo aseguró que en esta ocasión se trata de beneficiar las finanzas estatales.

Dijo que hay por lo menos cinco instituciones interesadas en participar en la reestructuración, la cual se prevé que generará ahorros a la administración estatal de entre 120 y 140 millones de pesos anuales.
 
Ugalde Montes comentó que probablemente en 15 días se pudiera estar firmando ya un acuerdo con una institución crediticia.

Aclaró que si bien la aprobación para la reestructuración es por tres mil 685 millones 637 mil 872 pesos, no significa que sea el total que se vaya a reestructurar.