Bajío
opinión

San Luis Potosí: el aeropuerto incómodo

El estado ha recibido inversiones de clase mundial, pero la terminal aérea Ponciano Arriaga de San Luis Potosí luce como si no hubiera reportado en octubre un incremento de 23.3% en pasajeros aéreos internacionales. 
Consuelo Araiza
08 noviembre 2016 8:53 Última actualización 08 noviembre 2016 8:57
Aeropuerto SLP

El aeropuerto de San Luis Potosí, sin signos de modernidad. [Consuelo Araiza) 

 Pese a ser destino de inversiones de clase mundial,  que reportó en octubre un incremento de 23.3 por ciento en pasajeros aéreos internacionales, San Luis Potosí luce un aeropuerto pequeño, incómodo y sin signos de modernidad.

Con sillas escasas para la espera, en la terminal opera un pequeño restaurante (“El Hangar”)  donde familiares de viajeros se asoman por las ventanas para apreciar la llegada de las aeronaves,  y así distinguir a los suyos mientras bajan las escaleras del avión, ocasionando ruido y molestias a los comensales.

Al aeropuerto de San Luis le falta eficiencia, modernidad y comodidad.


 El Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) -operador del aeropuerto- anunció en mayo pasado la inversión de 400 millones de pesos en la construcción de una nueva terminal dentro del Aeropuerto Internacional Ponciano Arriaga, con la que podrá atender hasta un millón de pasajeros al año.

Mientras tanto, las instalaciones siguen luciendo pequeñas, con escasas sillas para sentarse.

Se observa a personas en tránsito de pie y otras acuden a una pequeña máquina para comprar un café. Sólo una marca de bebidas destiladas posee un stand que le da cierta lucidez al lugar.

La única medida de modernidad implantada por OMA es una aplicación móvil destinada al pago del estacionamiento, misma que está a prueba en el Aeropuerto de Monterrey y de funcionar se espera que a partir del primer trimestre del 2017 empiece a operar en San Luis Potosí.

En 2015, el aeropuerto potosino movió a 444 mil 469 pasajeros, 18 por ciento más que en 2014, cuando que dio servicio a 373 mil 986.