Bajío

Restauranteros queretanos enfrentan aumento de 5% en sus costos

Los empresarios han enfrentado el aumento en el precio del dólar frente al peso, lo que afecta tanto el costo de equipamiento como de productos perecederos de importación –como pescados, mariscos y cárnicos-.
Lucero Almanza
07 junio 2017 9:9 Última actualización 07 junio 2017 9:9
Los restaurantes presentan  propuestas gastronómicas que abren el abanico hacia los consumidores locales.

Restaurante

QUERÉTARO, Qro.— Las variaciones en el tipo de cambio, así como el incremento en los índices de inflación, han generado un aumento de 5 por ciento en los costos de operación para el sector restaurantero en el último año, comentó Sergio Salmón Franz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el estado.

Mencionó que en el periodo, los empresarios han enfrentado el aumento en el precio del dólar frente al peso, lo que afecta tanto el costo de equipamiento como de productos perecederos de importación –como pescados, mariscos y cárnicos-.

Asimismo, indicó que en el tema inflacionario, hay productos alimentarios que tienen una variación diaria, que finalmente se ajusta en el corto plazo.


“La industria restaurantera es muy sensible a los cambios, no sólo de capacidad de gasto por parte del público sino de las materias primas que son utilizadas. El abanico de productos, por un lado perecederos y por otro de infraestructura y equipamiento que requiere, son muy altos.”

Aunque, “el reflejo de incremento (en costos) que se haya podido ver del año anterior a este, no sobrepasa el 4 o 5 por ciento”, dijo.

Salmón Franz indicó que existe una dependencia en productos, sobre todo en manufactura o de equipamiento que está relacionado con las importaciones, y cuando existen fluctuaciones en el peso, se ven reflejadas.

Y, en perecederos, los que más afectan al sector, son aquellos consumibles que se requieren para la preparación de alimentos y bebidas, que en algunos casos son importados, agregó.

Un caso es el salmón, que llegó a cuadruplicar su costo debido a un problema sanitario con la producción en Chile —uno de los principales exportadores de este producto a nivel mundial—. La escasez en el mercado internacional disparó los precios, y eso, sumado al incremento del tipo de cambio en México afectó el acceso al producto para los restauranteros locales.

Los productos más sensibles a este tipo de fluctuaciones, han sido cárnicos y algunos productos del mar, señaló. En tanto que el precio de la carne de cerdo se ha estabilizado.

Otros casos que han presentado aumentos en sus precios, son algunas hortalizas, el limón, el aguacate y el jitomate. Sin embargo, son productos que constantemente tienen movimientos en sus precios, debido a cuestiones de producción, por lo que ya se tienen considerados por los establecimientos.