Bajío

Repunta IED en el Bajío

Durante el primer trimestre del año la inversión extranjera directa en la región aumentó en promedio 80.5 por ciento, de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Economía.
Lucero Almanza
24 mayo 2017 19:28 Última actualización 24 mayo 2017 19:30
safran

Safran, inversión francesa en Querétaro.

La Inversión Extranjera Directa (IED) en las entidades del Bajío durante el primer trimestre de 2017 registró un avance de 80.5 por ciento, en promedio, de acuerdo con el reporte de la Secretaría de Economía.

La inversión en la región se recuperó, luego de que al cierre de 2016 reportara una baja anual, de 32.2 por ciento, en promedio.

Los datos de la dependencia federal  indican que Guanajuato fue el estado que captó mayor IED de la región, con 424.9 millones de dólares, pero esta suma fue menor en 1.6 por ciento a la registrada en enero-marzo de 2017.

Querétaro reportó 379.8 millones de dólares, esto es, un avance anual de 75.4 por ciento en el primer trimestre de 2017.

Aguascalientes registró 341.8 millones de dólares, un crecimiento de 177.4 por ciento respecto al mismo lapso de 2016.

San Luis Potosí sumó 293.7 millones de dólares, esto es, 71.1 por ciento más que en primer trimestre de 2016.

CONFIANZA

El secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del Querétaro, Marco Antonio del Prete, indicó que el 60 por ciento de la IED recibida por Querétaro proviene de reinversión de utilidades, lo que refleja la confianza de los empresarios en la entidad.

“En el estado de Querétaro no se ha cancelado una sola inversión, al contrario, el monto de inversión extranjera directa fue de casi 380 millones de dólares, en el primer trimestre”, indicó durante su participación en el XIII Simposio Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El funcionario local recordó que cuando se dio el cambio de gobierno en Estados Unidos, las autoridades de Querétaro emprendieron tres líneas de acción, específicas: primero, el fortalecimiento del mercado interno, a través de la vinculación con proveedores; la búsqueda de nuevos mercados de inversión, en Asia, Europa y América del Sur; y, fomentar la inserción laboral de personas que fueran deportadas del vecino país.

Hasta el momento, dijo, no ha habido ningún instrumento legal, por parte de la administración de EU, que preocupe en el estado.