Bajío

Remesas familiares del Bajío avanzan a mayor ritmo que las nacionales

En la región crecieron 5.1 por ciento de enero a mayo; en el país aumentaron 3.6 por ciento. En Guanajuato, los envíos del exterior alcanzaron los 883.6 millones de dólares.
[Prevé que para 2013 las remesas registren un decremento acumulado de -4.2 por ciento./Bloomberg]

Las remesas para Querétaro aumentaron 17.4 por ciento. (Foto: Bloomberg)

Las remesas familiares provenientes de los trabajadores en el exterior, principalmente en Estados Unidos, sumaron en el Bajío mil 360.2 millones de dólares en el periodo enero-mayo del presente año, cifra que significó un aumento de 5.1 por ciento.

Este incremento superó el crecimiento nacional de 3.6 por ciento; y las entidades que presentaron un mayor avance en las remesas fueron Querétaro, donde incrementaron 17.4 por ciento y San Luis Potosí, con un aumento de 7 por ciento.

En contraste Guanajuato fue el estado con más lento avance, al presentar un aumento de 2.5 por ciento anual en enero-mayo del 2015, esto de acuerdo con cifras de las remesas familiares del Banco de México (Banxico).


Guanajuato sigue colocado en primer lugar en la captación de remesas del Bajío, al pasar de un monto de 862.4 millones de dólares a 883.6 millones entre enero-mayo del 2014 e igual lapso del 2015, monto que representa el 65 por ciento del total captado en la región.

El segundo lugar lo tiene San Luis Potosí, en donde las remesas pasaron de 287.5 a 307.8 millones de dólares; y en tercero Querétaro, cuyos envíos del exterior pasaron de 143.7 a 168.8 millones de dólares.

Las remesas familiares de Guanajuato aportaron el 8.9 por ciento de las remesas totales que llegan al país, por lo que se colocaron en el tercer lugar nacional al ser superadas por las de Jalisco y Michoacán, entidades cuyas remesas aportaron el 9.4 y 10.5 por ciento del total de recursos que llegaron del exterior.

Las condiciones de debilidad laboral que aún persisten en el mercado estadounidense se reflejan en la limitada capacidad de los trabajadores migrantes para enviar más remesas, ya que el envío promedio presentó un ligero descenso de 0.04 por ciento, al colocarse en 294 dólares promedio.

Entre los factores que han impedido que el Bajío, y en general el país, recupere las tasas de dos dígitos de crecimiento de las remesas, es el hecho de que ante el endeble panorama económico para los migrantes en Estados Unidos, la cantidad de personas con mejores salarios ha disminuido.

De acuerdo con información del Anuario de Migración y Remesas realizado por BBVA Research, la Secretaría de Gobernación y el Consejo Nacional de Población (Conapo), en el lapso 2009-2011 la proporción de migrantes mexicanos en Estados Unidos que ganaba de 10 mil a 19 mil 999 dólares al año era de 32.4 por ciento, y para el periodo 2012-2014 la proporción fue de 29.9 por ciento.

Si bien el porcentaje con un salario anual de más de 40 mil dólares se incrementó de 15.3 por ciento a 18.2 por ciento, este aumento no necesariamente implica mejora en el poder adquisitivo, sino podría deberse a un ajuste inflacionario de los salarios, destaca el estudio.

Dentro del grupo de 15 a 39 años de edad, aproximadamente el 71.8 registró un salario anual menor a 29 mil 999 dólares entre 2012 y 2014. En este mismo periodo, alrededor del 22.0 por ciento de las personas mayores de 40 años recibieron un salario de 40 mil dólares o más al año.

Los migrantes y su empleo

En los últimos 20 años, la población de origen mexicano que reside en Estados Unidos se ha duplicado al pasar de 17.8 a 35.8 millones para el 2014.

El sector terciario o de servicios concentra aproximadamente 60 por ciento de los migrantes, y una tercera parte trabaja en el sector secundario o industrial.

Entre 2012 y 2014, los sectores que concentraron el mayor porcentaje de trabajadores migrantes fueron la construcción con el 17.3 por ciento; la hostelería y esparcimiento con 16.3; manufacturas con 14, y servicios profesionales y administrativos con 13 por ciento.


“Remesas_B2535"