Bajío

Recorte pone en riesgo dos proyectos carreteros de Querétaro

El gobernador Francisco Domínguez buscará reunión con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para evitar que se pierdan las obras. 
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
22 febrero 2016 8:2 Última actualización 22 febrero 2016 9:28
obras carreteras

Queda firme el proyecto para la carretera Santa Bárbara-Vegil, con recursos por 280 millones de pesos. [Archivo]

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, dio a conocer que dos proyectos carreteros de la entidad se encuentran en riesgo debido al recorte al gasto anunciado en días pasados por la Secretaría de Hacienda.

Explicó que se trata de las carreteras Cadereyta-Vizarrón y Ezequiel Montes-Villa Progreso, que en conjunto suman alrededor de 200 millones de pesos.

“Hay tres proyectos ya anunciados por mi gobierno: la carretera Cadereyta-Vizarrón, la carretera Ezequiel Montes-Villa Progreso y la carretera Santa Bárbara-Vegil. Parece ser que con los recortes están en riesgo las primeras dos; queda firme la carretera Santa Bárbara-Vegil, la más grande, con recursos por 280 millones de pesos.”



El mandatario estatal afirmó que solicitó una reunión con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para pelear por los recursos en juego, pues ambos proyectos fueron inscritos ante la Federación con suficiente anticipación.

“Están bajados (los recursos). Todavía no puedo asegurar que estén cancelados, pero sí en riesgo. Hasta ahora es lo único que hemos detectado”, comentó.

Domínguez planteó que el alcance de los proyectos que se podrían desarrollar a lo largo de su administración dependerá en gran medida de la recaudación de impuestos que se logre.

De acuerdo con el mandatario, el gobierno estatal ha puesto la mira en el Impuesto Sobre Nómina, un gravamen cuyo manejo ha sido poco transparente: “es una parte de donde pudiéramos estar tomando recursos.”

Durante su campaña a la gubernatura de Querétaro, la ampliación a cuatro carriles de la carretera Cadereyta-Vizarrón fue una de las principales propuestas del entonces candidato Francisco Domínguez.

En su momento, el político expresó que se trataba de una demanda histórica de los habitantes del semidesierto. Con dicha carretera se buscaría reactivar el comercio de mármol y el turismo regional.
Por otra parte, la ampliación a cuatro carriles de la carretera Ezequiel Montes-Villa Progreso fue anunciada en noviembre pasado por la administración estatal.
Según dio a conocer entonces el titular del Ejecutivo, la licitación de la obra iniciaría en enero del año en curso.