Bajío

Recorte de Toyota no afecta a la región del Bajío

Hace unos días llegaron a Guanajuato directivos de la empresa, quienes se reunieron con el gobernador Miguel Márquez Márquez para hacerle el anuncio formal del recorte.
Rocío Hernández| Lucero Almanza| Alan Contreras
01 noviembre 2017 9:11 Última actualización 01 noviembre 2017 9:11
Toyota

(Bloomberg)

La reducción de 30 por ciento que Toyota anunció en su inversión para la nueva planta en Apaseo el Grande, Guanajuato, no afectará el panorama industrial de la región Bajío, aseguraron líderes empresariales y autoridades de Guanajuato y Querétaro.

La automotriz japonesa informó que la inversión pasó de mil millones a 700 millones de dólares, además de que bajará la capacidad de producción 50 por ciento. Al respecto, el secretario de Desarrollo Económico y Sustentable de Guanajuato, Guillermo Romero Pacheco, señaló que aunque hay un convenio establecido con penalizaciones por incumplimiento, el proyecto podría sufrir cambios.

“Se está haciendo toda la infraestructura, hay que entender toda la presión que está sufriendo esta empresa en el mercado norteamericano.”


Asimismo, informó que hace unos días llegaron a Guanajuato directivos de la empresa, quienes se reunieron con el gobernador Miguel Márquez Márquez para hacerle el anuncio formal del recorte.

Por su parte, Arturo González Palomino, presidente de la Asociación de Distribuidores de Automotores en el estado, refirió que “nosotros redujimos en el tema del crecimiento en la venta de vehículos al menudeo porque es lógico que en momentos de incertidumbre se reduzca el presupuesto.”

En Querétaro, empresarios y autoridades consideraron que los ajustes de Toyota representan nuevas oportunidades para las empresas proveedoras del estado.

Daniel Hernández Camacho, director general del Clúster Automotriz de Querétaro, dijo que los cambios en la inversión y producción de la armadora japonesa, son resultado del cambio en la plataforma de producción del modelo Corolla al de la camioneta Tacoma.

Esto, incide en el corto plazo en los proveedores más cercanos, que son regularmente compañías satélite de la propia Toyota, y las que tendrán que hacer los ajustes correspondientes.

Por su parte, Marco Antonio del Prete Tercero, secretario de Desarrollo Sustentable, consideró que no ve alguna señal de alerta para la región.

“No anticipemos vísperas, lo importante es que se mantenga el proyecto, lo importante es que la generación de empresas se mantiene en las mismas condiciones (para el estado)”, puntualizó.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Querétaro, Esaú Magallanes, afirmó que el anuncio provocará la disminución del número de empresas proveedoras que se instalarían en la zona, principalmente Querétaro.

Este efecto no es de consideración para Querétaro ya que su ritmo de crecimiento no depende de la inversión de Toyota en Apaseo El Alto, Guanajuato, consideró.