Bajío

Recesión en Canadá no afecta planes de Bombardier en México


De acuerdo con Alfredo Nolasco, representante en jefe de la compañía en México, se estaría analizando la oportunidad de traer más equipos de trabajo al país, para hacer a la empresa más competitiva en la venta y producción de los aviones comerciales regionales.
SIRSE ROSAS
07 septiembre 2015 7:25 Última actualización 07 septiembre 2015 7:28
bombardier

Bombardier ajusta su estrategia para hacer frente a los vaivenes de la economía. En la foto, la planta de Querétaro. [Archivo Bajío]

Recesión en Canadá no afectará desempeño de Bombardier en México
QUERÉTARO, Qro.— La situación económica global y la recesión en la que ha entrado Canadá, no afectará las operaciones de Bombardier Aerospace en México; por el contrario, se estaría analizando la oportunidad de traer más equipos de trabajo hacia el país, para hacer a la empresa más competitiva en la venta y producción de los aviones comerciales regionales, dijo Alfredo Nolasco, representante en jefe de la compañía en México.

"Es cierto que hay muchas economías que están entrando en recesión y que tienen una serie de posicionamientos económicos reales; pero al ser Bombardier una empresa global, significa que está acostumbrada a los vaivenes de la economía, por lo que se busca hacer una planeación a muy largo plazo, y un análisis muy profundo de la situación, no sólo en Canadá sino en el mundo”.

No descartó que esta situación pudiera traer ajustes para la empresa, para dar viabilidad y “ser exitosos en el futuro”.


“Ajustes como la pausa de programas como el Learjet 85 (del que se realizaban el fuselaje y otros componentes en Querétaro), que no significa la suspensión, a fin de destinar ese recurso hacia otros proyectos que se podrían desarrollar en México y más efectivos.”

Son ajustes, agregó, que se hacen en la estrategia, buscando dar viabilidad hacia futuro, y México es un lugar donde se tiene gran confianza y a donde se están trayendo distintos paquetes para aumentar la competitividad en la empresa.

Esos paquetes incluirían materiales compuestos, conectores, controles de vuelo y distintos componentes que son parte de sistemas de los aviones.

No se habla de recortes ni de freno en la inversión, sostuvo. “Son cuestiones que, como un organismo vivo, una empresa tiene que ir ajustándose, y no es algo propio de Bombardier, sino de la economía mundial”.

Recordó el recorte de personal que se dio a principio de año en la planta de Querétaro, en donde, aseguró, se mantiene el plan de recuperación de los mismos.

“Algunos no se tenían y que ahora se tienen, por ejemplo, algunas de las partes del C Series, que por estrategia han decidido ser trasladadas a México”.

FALTA PROVEEDURÍA

Alfredo Nolasco habló de los bajos niveles de integración de proveedores nacionales en la cadena de valor de la industria aeronáutica, ya que en el caso de Bombardier, sólo cuenta con 10 proveedores mexicanos.

“Para ser proveedor de una empresa como Bombardier, hay que realizar un proceso de certificación, lo que toma tiempo y cuesta dinero”. Por ello, en muchas ocasiones los proveedores más pequeños pierden el interés en entrar al sector. Si bien la rentabilidad es muy alta en la producción de aeropartes, el tiempo de retorno de inversión puede ser muy largo.

“La razón por la cual no hemos sido capaces de desarrollar una cadena mucho más rápidamente –explicó– es porque somos muy cuidadosos, porque la seguridad del usuario del avión depende de la elección de los proveedores.”