Bajío

Rebozo potosino busca su lugar en la alta costura

El reto ante las tendencias y la competencia de mercado, ha llevado a los artesanos locales a buscar también las ventajas en la innovación de diseños.
Lucero Almanza
19 enero 2017 10:16 Última actualización 19 enero 2017 15:30
Rebozos de Santa María del Río

Rebozos de Santa María del Río

SANTA MARÍA DEL RÍO, SLP.- Cinco mil hilos entretejidos en una gama de formas y colores, bajo un proceso artesanal que puede durar hasta un mes para una sola pieza, es lo que le da el mayor valor al rebozo de este municipio. Sin embargo, el reto ante las tendencias y la competencia de mercado, ha llevado a los artesanos locales a buscar también las ventajas en la innovación de diseños.

Los procesos y piezas tradicionales no pueden desaparecer, pero tienen que encontrar un equilibrio con la innovación para avanzar y permitir que el rebozo, representativo de esta localidad, mantenga su lugar tanto en México como en el extranjero, asegura Arturo Estrada Hernández, instructor de la Escuela del Rebozo municipal.

El artesano, quien ganó el Galardón Nacional del Rebozo 2016 –entre otros reconocimientos en los últimos años-, destaca que las piezas mexicanas están trascendiendo las fronteras, por lo que es necesario atender y generar nuevas propuestas para continuar en esa directriz.


“Innovación es precisamente aumentar el número de diseños al momento de que se va a vender el rebozo –para atraer otros mercados-. Hoy en día hay 50 artesanos tradicionales, bueno, yo quiero ser innovador así que vamos a hacer esa mezcla”, menciona.

Estrada comenzó en la elaboración de rebozos hace 37 años, cuando era un niño. En ese tiempo, no imaginó que lo que empezó como una opción para obtener un ingreso que le permitiera ayudar económicamente a su familia, lo llevaría al reconocimiento no sólo en México, sino en países como España, Canadá e Inglaterra.

Entre sus ideas, está el manejo de propuestas geométricas con combinaciones de color.

El instructor reconoce que a los artesanos tradicionales no les atraen los nuevos diseños, pero hoy en día, hay un mercado de gente joven que gusta del rebozo, lo busca y lo compra como una pieza exclusiva, incluso, podría decirse que de alta costura.

Este segmento, comenta, se identifica con figuras como María Félix, Dolores del Río, Frida Kahlo o, recientemente, con la cantante Lila Downs.

"Creo que las nuevas generaciones, lo que me estoy encontrando, por ejemplo en Londres, quien adquirió un rebozo era gente joven, de 20 años”, indica. “Entonces, estamos dirigidos (también) a los jóvenes que probablemente no quieren la figura de la abuelita, con su rebozo de bolita.”

200 PASOS
De acuerdo con Arturo Estrada, el procedimiento para elaborar un rebozo es de 200 pasos en total.
Para un rebozo de seda se utilizan aproximadamente cinco mil 400 hilos y para un rebozo de artisela se requieren unos tres mil 400 hilos. De la precisión con que se distribuyen los hilos, advierte, depende la calidad de la tela que se va a producir.

El trabajo para quien se dedica al tejido en telar de cintura es arduo, ya que no solamente significa horas de una labor que requiere una precisión implacable, pues hay etapas del proceso que no pueden corregirse de haber algún error; sino también, implica efectos físicos, donde con el paso de los años se generan padecimientos de la cintura y la espalada, por la posición en la que se trabaja.

A pesar de los esfuerzos, los artesanos potosinos enfrentan la penetración de mercado de productos de baja calidad, que se hacen a partir de procesos más automatizados y que se ofrecen como productos artesanales.
Son rebozos provenientes de otros estados del país, que se comercializan en el municipio a un precio de 300 a 400 pesos, cuando las piezas artesanales de Santa María del Río, debido al trabajo que implican, tienen un costo de dos mil hasta 15 mil pesos, este último en los casos de mayor elaboración.

Frente a este panorama, el objetivo es unir fuerzas y apoyar al sector local por medio de becas y capacitaciones, así como de la promoción de su trabajo en México y en otros mercados internacionales.

Esto, toda vez que “hay lugar suficiente” para todas las propuestas, afirma Estrada, “el sol es para todos y mi rebozo de innovación es el tejido hacia lo que no está conocido

Todas las notas BAJÍO
Mezcal de San Felipe Torres Mochas ya tiene marca colectiva
Proyectan 45 mil mdd de inversión en fondos de capital privado en el Bajío
City Express rescatará hotel histórico en San Luis Potosí
Empresa busca arrendar el Parque Bicentenario de Querétaro
Viñedos Azteca producirá 20 mil botellas este año
Crecerá 5% la producción de vino en Querétaro
Crece 87% el pago de remesas de CPM en el Bajío
La japonesa Minamida construye planta en Guanajuato
En Querétaro crean monitores para embarazos de alto riesgo
Empresa china producirá las unidades del transporte en Querétaro
Inicia la UG ciclo escolar con casi 39 mil alumnos
Colocan 150 mdp en créditos productivos en Querétaro
Unaq apuesta por un colegio de pilotos en Querétaro
Diego Sinhué ya suma cuatro denuncias ante el Instituto Electoral
Repunta 87.7% la IED en el Bajío durante el primer semestre
Negociación del TLCAN debe centrarse en ganar-ganar: Cónsul de EU
Ponen fecha a los informes de alcaldes de Querétaro
Estados de la zona centro preparan un corredor turístico
Federación hace sinergia con San Luis Potosí en rendición de cuentas
Universidad Anáhuac de Querétaro prepara el diplomado en Vitivinicultura
Citibanamex apoya a emprendedores sociales del país
Mantiene Toyota operación en Querétaro
Reclaman industriales 'falta de seriedad' de Toyota
Conalep abre nueva carrera aeronáutica en Querétaro
La cuarta revolución industrial y el internet de las cosas… ¿de qué se trata?