Bajío

Rastro queretano podría perder el distintivo TIF

El Rastro Municipal de Querétaro está en riesgo de perder definitivamente la certificación Tipo Inspección Federal (TIF), debido a diversas irregularidades que derivaron en multas impuestas por el Senasica, las cuales ascienden a más de 1.2 millones de pesos.
SIRSE ROSAS
16 octubre 2015 11:48 Última actualización 16 octubre 2015 11:49
rastro

La certificación TIF es indispensable para vender la cerne en ciertos mercados, como son los autoservicios y restaurantes. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— El Rastro Municipal de Querétaro está en riesgo de perder definitivamente la certificación Tipo Inspección Federal (TIF), debido a diversas irregularidades que derivaron en multas impuestas por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), las cuales no fueron cubiertas por la anterior administración, y que en conjunto ascienden a más de 1.2 millones de pesos.

El secretario de Servicios Públicos Municipales, José Luis Sainz Guerrero, detalló que de 2013 a 2015 se han llevado a cabo cuatro inspecciones al rastro, donde en la primera ocasión se recibieron 40 observaciones, en la segunda 29, y en las últimas dos, siete y nueve, respectivamente.

Debido a esto, se aplicó una suspensión de 10 días durante julio y agosto de este año.



“Existe una contingencia que debe informarse al sistema de administración y a la tesorería municipal, ya que a pesar de que se encuentran en juicio y se están combatiendo en el ámbito legal estas tres multas, se tiene que estar en espera de la resolución de los procesos y de las suspensiones provisionales o definitivas”, explicó.

Adelantó que en este año todavía hay otra inspección que puede resultar en otra multa o en el retiro definitivo de la certificación TIF, ya que existen oficios de la dependencia que afirman que para cumplimentar las observaciones hechas, se requiere de un presupuesto de alrededor de 7.5 millones de pesos.

“Nosotros como secretaría, junto con el rastro municipal, debemos hacer un análisis para determinar si este es el recurso necesario para cumplimentar con la normatividad que exige el TIF”, señaló.

Perder la certificación implicaría perder el sello dentro de los productos cárnicos, y por ende disminuyen las posibilidades de comercialización de los productores que utilizan esta instalación.

“Esta certificación te abre las puertas de lo que tiene que ver con la comercialización, para entrar a mercados como las tiendas de autoservicio; hay restaurantes que para que te puedan comprar tus productos, te piden que vengan sellados. También hay apoyos por parte de Sagarpa a los productores, donde se dan subsidios para las personas que sacrifican en rastros TIF, por lo que a los productores se les estaría incrementando el costo por esta tarea”, explicó.

Sainz Guerrero agregó que también es necesario certificar estas instalaciones acorde a la Norma Oficial Mexicana 020, relacionada con los recipientes sujetos a presión, es decir, las calderas, que requeriría de una inversión de 150 mil pesos.