Bajío

Querétaro pierde inversiones por alto costo de mano de obra

Ciudades de Guanajuato, como Celaya, Acámbaro y Juventino Rosas, se convierten en extensión de plantas queretanas: Sören Kruse, representante de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria en Querétaro.
Alan Contreras
15 septiembre 2016 8:45 Última actualización 15 septiembre 2016 9:26
Kruse y Müller Camexa

Sören Kruse y Andreas Müller, de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria. [Alan contreras]

Sören Kruse, representante de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa) en Querétaro, dijo que las empresas alemanas instaladas en este estado han mudado algunas de sus instalaciones, procesos o proyectos de expansión a ciudades de Guanajuato donde encuentran mano de obra más barata, como Juventino Rosas, Acámbaro o Celaya.

Esto es necesario, añadió, ya que las compañías requieren personal que participe en procesos de producción sencillos.

“La mano de obra no calificada cuesta más en Querétaro que en la provincia. Hay muchas empresas alemanas que para trabajos sencillos han hecho otras plantas fuera del estado, para los procesos más exigentes se quedan en esta entidad”, afirmó.


Sören Kruse refirió que esto está provocando que miles de empleos no se generen en Querétaro. Sin embargo, en esta entidad las empresas alemanas realizan los procesos más especializados (como ensamble eléctrico e inyección de plástico) ya que se cuenta con un importante número de personal altamente capacitado, como ingenieros.

Por su parte, Andreas Müller, director general adjunto de la Camexa, expuso que el reto de las empresas alemanas en México, sobre todo en la región Bajío, es atraer o generar técnicos especializados que se puedan incorporar a sus plantas instaladas en los estados que conforman esta zona.

Esto es necesario ya que la mayoría de las compañías no están encontrando el suficiente personal de este tipo.

Dijo que se avanza en la generación de un modelo dual con la colaboración de la autoridad federal, la Coparmex y algunos estados, como Querétaro; mientras tanto, algunas empresas de la región realizan procesos de capacitación en lo particular.

Manifestó que otros estados como Puebla han avanzado en la generación de técnicos, a través de centros de formación como el de Volkswagen, y la cámara tiene planeado traer a México un modelo educativo para formar técnicos.

“En el Bajío está muy disperso esto, cada empresa ha encontrado una solución propia de formar a su gente, la mayoría son soluciones de capacitación”, refirió.

Para los alemanes esta situación no es un problema, sólo una tendencia de crecimiento.

La región Bajío, el Estado de México, Monterrey y Puebla, son los destinos preferidos de las empresas germanas por razones de seguridad e infraestructura, principalmente.

TIERRA INDUSTRIAL

Otro de los retos para que las empresas inviertan en la región Bajío, según la Camexa, es el aumento en los precios de la tierra e infraestructura industrial.

Andreas Müller, director general adjunto de la Cámara, explicó que esto sucede en Querétaro debido a la acumulación de inversión, lo cual se presenta menos en Guanajuato, ya que su territorio es disperso.

Sin embargo, éste no es el factor principal que toman en cuenta las empresas alemanas para aplicar sus inversiones. 

Müller añadió que, pese a sus condiciones económicas, México seguirá siendo uno de los principales destinos de inversión de las empresas alemanas en los próximos años.