Bajío
Especial

Querétaro, con técnicos de importación

La proporción de este personal es de más de 90 por ciento de la plantilla laboral en las empresas dentro de sus áreas de producción, por lo cual la competencia por capacitar y retener a estos técnicos se ha complicado en los últimos años.
Lucero Almanza | Alan Contreras
17 octubre 2016 12:26 Última actualización 17 octubre 2016 12:27
Poco personal capacitado y especializado

Poco personal capacitado y especializado

En Querétaro, el sector industrial padece de escasez de técnicos especializados en matricería, una de las ramas fundamentales de los procesos productivos en la entidad, advirtieron empresarios y autoridades estatales.

En algunos casos, la proporción de este personal es de más de 90 por ciento de la plantilla laboral en las empresas dentro de sus áreas de producción, por lo cual la competencia por capacitar y retener a estos técnicos se ha complicado en los últimos años, advirtió Jesús Calderón Calderón, consejero de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en el estado.

Mencionó que las compañías contratan técnicos provenientes de otras entidades del país como Guanajuato, Michoacán e incluso Veracruz.


“No hay técnicos, así de fácil, vienen de Guanajuato, de Michoacán, yo tengo personal técnicamente bien capacitado de Hidalgo, e incluso de Veracruz, de ahí vienen los muchachos buscando trabajo”, sostuvo.

La matricería es una especialidad de la mecánica industrial, enfocada a desarrollar, construir y mantener piezas y moldes; de ahí su importancia, ya que a partir del desarrollo de un molde se lleva a cabo la producción en serie de miles de piezas en un sistema.

En Querétaro, refiere el consejero de la Canacintra local, hay compañías que requieren desde 20 o 30 matriceros en sus áreas operativas, hasta 80 (como en el caso de la planta de Samsung). Tan sólo la industria automotriz en la entidad reporta 300 empresas que necesitan de este tipo de personal.

En el caso de Calderón, por ejemplo, que se dedica al sector del plástico, de 32 personas que trabajan en el área operativa de su planta, 30 son técnicos (uno es ingeniero en diseño y otro en operación). “Esa es la proporción de la demanda”.

Por su parte, Ulises Gómez de la Rosa, director del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Querétaro (Icateq), indicó que la nueva planta de la empresa alemana Brose, que se ubicará en el municipio de Colón, requerirá de aproximadamente 150 matriceros para su operación.

“Hay empresas que nos están demandando este tipo de capacitación como Brose, Tremec, Rassini -con quien hemos estado trabajando en San Juan del Río-, entre otras”, mencionó.

Expuso, en ese sentido, que el Icateq cuenta con los planteles y programas para atender la demanda, aunque reconoció que los requerimientos de la industria son mayores. Esto, dado que por ejemplo, la especialidad que imparte el Instituto en Máquinas, Herramientas y Matricería, iniciará su próximo curso con 25 personas.

“La segunda generación serán 25 personas, pero por ejemplo Brose, tan solo tendrá 150 plazas de esta especialidad, así que iremos viendo cómo van a cubrir estos lugares y de qué forma podemos trabajar en conjunto”, comentó el directivo.

El Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer), que depende de la Secretaría de Educación Pública (SEP), advierte a su vez del déficit que se presenta desde hace algunos años, en ciertas regiones del país y en áreas muy específicas, como soldadores y matriceros con experiencia.

En un estudio, indica que en el sector automotor hay un rezago en el número de plazas de dicho perfil, así como de ingenieros en algunos casos en áreas muy definidas, como en metalurgia, estampados y procesos de manufactura.

La Canacintra local abrió el Instituto Queretano de Herramentales, cuyo objetivo es atender esta demanda de especialistas técnicos.
El riesgo de la falta de personal, explica Jesús Calderón, es que también se generen prácticas de “pirateo” de personal, donde las compañías atraen a los trabajadores de sus competidores con ciertos cambios en las contrataciones.