Bajío

Proveer armadoras, poco rentable para empresas textiles del Bajío

Los largos plazos de pago que manejan los fabricantes automotrices sólo permite participar como proveedores a empresas grandes, fuertes y sólidas: Canaive Guanajuato
ROCÍO HERNÁNDEZ MONREAL
11 marzo 2016 8:1 Última actualización 11 marzo 2016 8:8
Alfonso Rocha

Alfonso Rocha, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) en Guanajuato. [Rocío Hernández]

LEÓN, Gto.— Para los industriales del sector textil resulta poco rentable convertirse en proveedor de las armadoras automotrices que se instalan en el estado, debido sobre todo a los largos plazos de pago, dijo Alfonso Rocha, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) en Guanajuato.

Aclaró que no se descartan como proveedores, pero sólo empresas grandes, fuertes y sólidas pueden soportar la espera del pago.
“Los métodos de pagos de ellos son muy largos, y a lo mejor ni en nuestros giros estamos acostumbrados a que nos pague 30, 60 o 90 días después, pero en el sector automotriz es de muchos meses”, destacó el líder de la industria textil en Guanajuato.

Además, comentó, para vender a la industria automotriz se debe contar con una certificación, lo que significa un costo y no necesariamente garantiza que la empresa se convertirá en proveedor.


Alfonso Rocha manifestó que en cualquier actividad que esté relacionada con el sector automotriz la paga es demorada
. “En empresas de comedores industriales es algo parecido”, mencionó.

Como micro, pequeños y medianos empresarios e incluso entre los grandes empresarios de los sectores estratégicos, no es muy conveniente venderles a ellos de primera mano, hay que prepararse y tener la solvencia suficiente.

Alfonso Rocha refirió que las expectativas para este 2016 son de crecimiento. Enero empezó muy bien, y en febrero y marzo hubo algo de turbulencia, pero se espera que en los siguientes meses se registre un repunte.

Expuso que la apreciación del dólar encareció algunos hilos y telas, y aunque la exportación debería ser una oportunidad, el sector se ve limitado por el recorte de los apoyos federales de ProMéxico, como el que se da para participar en ferias internacionales.

A pesar de ello, se prevé que este 2016 se incremente 10 por ciento el número de puestos laborales en el sector. En la actualidad hay 13 mil empleos directos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El líder de los industriales del vestido informó que se tienen registrados 650 socios y cerca de mil empresas en el estado, de las cuales 6 por ciento fabrican uniformes y podrían entrar a ser proveedores para el sector automotriz en los próximos años.

También podrían participar en la costura de asientos, pero los contactos no han llegado a acuerdos porque la manera de negociar de estas empresas extranjeras del sector automotriz es muy diferente a la mexicana.

En la actualidad los principales clientes en México son las tiendas departamentales, boutiques, autoservicio. El sector automotriz no se ha podido abrir, aunque hay empresas que han estado tocando las puertas y están en proceso de certificación.