Bajío

Proponen en Querétaro “castigar” retiro de inversiones

El presidente del CIQ, Alfonso García Alcocer, refirió que este arancel generaría un ambiente justo y en igualdad de circunstancias con respecto al que pretende imponer el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
Alan Contreras
19 enero 2017 10:49 Última actualización 19 enero 2017 10:50
Alfonso García Alcocer, presidente del CIQ

Alfonso García Alcocer, presidente del CIQ

QUERÉTARO, Qro.— Empresarios del Club de Industriales de Querétaro (CIQ) propone al Congreso federal que apruebe un arancel de 35 por ciento a los automóviles de las armadoras que retiren inversiones de México.

El presidente de este organismo, Alfonso García Alcocer, refirió que este arancel generaría un ambiente justo y en igualdad de circunstancias con respecto al que pretende imponer el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

“Los invitaría que hiciéramos un ajuste para poner un arancel a los coches que no se vayan a construir en México, que ya se habían anunciado y puedan de alguna manera tener una reciprocidad también en inversiones que ya no se hagan en México.”


Dijo que la propuesta excluye a las empresas que inviertan en México, como Toyota que desarrollará su planta en Apaseo el Grande, Guanajuato.

“No a las empresas que sí quieran invertir en México. Que sea algo parejo; estar en igualdad de circunstancias”, destacó el líder empresarial.

El presidente del CIQ refirió que no vislumbra un panorama complicado a corto plazo en la región, derivado del retiro de inversiones como la de Ford, ya que la proveeduría para su planta iniciaría en 2018.

Explicó que las armadoras instaladas en el Bajío tienen establecidos y pactados los pedidos que hicieron a las proveedoras de autopartes ubicadas en los estados de la región, entre ellos Querétaro, para entregarse en este año. El anterior escenario, dijo, no provocará la eliminación de plazas.

“Hoy lo que hemos conocido son cancelaciones de proyectos que se iban a instalar, no que se venían dando, entonces son pedidos hasta 2018, no son pedidos de autopartes para 2017. Los pedidos ya se generaron para 2017 y no creo que exista un despido de gente.”

García Alcocer señaló que existe nerviosismo en el sector productivo por el comportamiento de factores como las decisiones de Trump, la paridad cambiaria y el aumento del precio de los combustibles.

Por eso, refirió, en mesas de trabajo los empresarios dialogan acerca de las estrategias que implementarán para hacer que sus compañías sean más productivas y autosuficientes.